El gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, anunció que en el arranque del segundo semestre del 2019 se concretará una primera etapa de obra pública estimada en 800 millones de pesos, que incluyen infraestructura de agua potable, drenaje, tratamiento de aguas negras, pavimentación de calles y rehabilitación de caminos.  

Entre las obras también destaca la pavimentación de los 12 kilómetros que faltan a la carretera Zapatero-Jonuta, el arranque del distribuidor vial del Guayabal, y el mantenimiento de algunos puentes en la ciudad de Villahermosa como Grijalva IV y los Carrizales que van hacia el Parque Tabasco, adelantó.

Por otro lado, una vez que Tabasco logró convenir con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la condonación del adeudo histórico de más de 400,000 usuarios domésticos y la aplicación de la tarifa 1F, el siguiente paso es obtener una mejor tarifa industrial o comercial, lo cual se está gestionando, anticipó el gobernador Adán Augusto López Hernández.

“El estudio ya está presentado y de lo que se trata es de lograr el beneficio para el sector industrial y comercial; son varios los estados que están en esa lucha”, notificó el mandatario estatal.

Al ofrecer avances del programa “Adiós a tu deuda”, informó que a la fecha suman más de 6,000 los usuarios que han regularizado su situación contractual con CFE y advirtió que quien no acuda a la empresa a normalizar su estatus, no sólo quedará fuera del esquema de beneficios, sino que la empresa tendría los elementos para proceder jurídicamente.

Respecto de la situación del sector salud, el gobernador resaltó que se logró contener el colapso en que recibió la red hospitalaria y señaló que el reto es que toda esta infraestructura opere en condiciones óptimas, “que haya medicamentos y atención. Estamos trabajando fuertemente en ello, nos va a llevar todavía algo de tiempo, esto es, unos seis u ocho meses para que podamos regularizar casi 100 por ciento”, estimó López Hernández.

[email protected]