Esta semana los integrantes de la Comisión Estatal de Información Gubernamental (CEIG) sostendrán una reunión con personal del Instituto Nacional de Acceso a la Información y sindicatos estatales, con la finalidad de capacitarlos en materia de cumplimiento de la nueva ley de transparencia que entrará en vigor el próximo 6 de mayo.

El comisionado presidente de la CEIG, Javier Rascado, advirtió que a partir de esta fecha los sindicatos que hagan uso de recurso público deberán transparentar el gasto también en sus páginas de internet y, por ende, serán sujetos obligados a recibir solicitudes de acceso a la información.

Dentro de este supuesto se encuentran los sindicatos de la Universidad Autónoma de Querétaro (el de profesores y trabajadores), así como el de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado y los de las administraciones municipales.

Aquellos sindicatos que hayan recibido recursos públicos tendrán que rendir toda la información al respecto , puntualizó el funcionario, quien agregó que, además de estos sujetos obligados, entrarán los partidos políticos, con los que también ya ha tenido cierto acercamiento.

Incumplen

De igual manera, Rascado Pérez advirtió que tras una revisión que hizo la comisión, se detectó que 15 municipios no cuentan con las actualizaciones debidas en sus portales de Internet, principalmente en transparencia.

Únicamente las administraciones municipales de Querétaro, El Marqués y Corregidora son las que han mantenido un cumplimiento aceptable en sus portales y la información abierta a la ciudadanía, a decir del comisionado.

A excepción de estos tres, dijo, existe una clara omisión por parte de las nuevas administraciones municipales, pero a pesar de ello, no hay ningún procedimiento iniciado por parte de la CEIG, por lo que será hasta que concluyan las evaluaciones que se puedan generar las sanciones.

Con la entrada en vigor de la nueva ley de transparencia, se deberán actualizar todos los portales oportunamente y generar mayor información antes del 6 de mayo.

arlene.patino@eleconomista.mx