La federación protege 35% de las áreas naturales que hay en Querétaro, lo que equivale a 409,274.11 hectáreas, de acuerdo con el delegado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Fernando Serrato Ángeles.

La mayor parte de esta superficie (32.82%) compete a la Reserva de la Biósfera Sierra Gorda en los municipios de Arroyo Seco, Jalpan de Serra, Landa de Matamoros, Pinal de Amoles y Peñamiller, decretado desde 1997 como Área Natural Protegida (ANP).

Cerro de las campanas

El resto de las áreas federales, de acuerdo con información proporcionada por la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu), pertenece al Cerro de las Campanas, en el municipio de Querétaro; el Parque Nacional Cimatario, ubicado en la capital del estado y Huimilpan; por último, una zona en los municipios de Amealco de Bonfil y San Juan del Río, donde se encuentran bosques de encino y manantiales, todas son zonas protegidas.

Serrato destacó la labor que está realizando la administración estatal por decretar 17 zonas naturales como protegidas -una superficie de 120,000 hectáreas-, las cuales no serían áreas federales, toda vez que no contemplan un valor global o nacional, únicamente aportan servicios naturales en las áreas de la zona conurbada. A pesar de esto -indicó- estarán colaborando con las autoridades estatales en lo que sea necesario.

Estaríamos colaborando en todo lo que se nos solicite, acciones de decretos propiamente. Las justificaciones que deben darse actualmente de competencia federal es que su orden sea de área global o nacional, no de orden local , dijo.

Serrato Ángeles descartó que de momento se pretenda realizar algún proyecto de decreto federal en cuanto a la superficie del estado.

No tenemos de momento proyectos de decreto en el estado de Querétaro. Es una labor que está realizando de manera muy eficiente y decidida el gobierno del estado , indicó el funcionario federal.

arlene.patino@eleconomista.mx