En lo últimos seis años, Guanajuato consolidó inversiones por más de 8,335 millones de dólares, de los cuales la industria automotriz-autopartes aportó 68% y generó 75,298 nuevos empleos.

Mediante 90 proyectos de inversión, con un valor de 5,661 millones de dólares y la creación de 35,776 plazas laborales, el sector automotriz-autopartes se convirtió en uno de los motores económicos más importantes para el estado.

Actualmente, detona un círculo virtuoso que impulsa la creación de otras compañías, que a su vez generan mayor inversión y multiplican la creación de más empleos.

Entre las inversiones más importantes destacan la planta de motores Volkswagen y la llegada de Mazda con la primera planta ensambladora de la marca fuera de Japón, así como el arribo de Honda, Pirelli y Getrag.

Y es que tan sólo estos cinco jugadores representan para la entidad capitales por 2,710 millones de dólares y 10,300 empleos.

Gracias a la efectiva política en atracción de inversiones, el estado se consolida como uno de los clústeres automotrices más dinámicos y de mayor crecimiento en América Latina. Incluso, actualmente, es considerado por muchos como la fábrica de México . Así, una vez terminados de construir todos los proyectos en cartera, uno de cada cinco vehículos producidos en México será ensamblado en sus fronteras.

CAPITALES FUERA DEL CORREDOR INDUSTRIAL

El esquema de atracción de inversiones promueve también la llegada de empresas fuera del corredor industrial, obteniendo como beneficio la descentralización y el equilibrio de la economía local.

Se trata de por lo menos 52 nuevos proyectos de inversión con un valor estimado de 623 millones de dólares y la creación de 14,000 empleos en los sectores alimentario, agroindustrial, agropecuario, cuero-calzado, proveeduría, automotriz-autopartes, plástico, metal-mecánico y de servicios.

Destacan la Planta Milenio de Procter & Gamble -dedicada a la producción de la marca Gillete-; la de Danone -con la inauguración de su Centro de Distribución Nacional-; la llegada de la azulejera Daltile; la alemana Beiersdorf -especializada en productos para el cuidado de la piel-, y la chocolatera Ferrero.

Con estas oportunidades se busca atacar directamente el desempleo juvenil, mejorar la inclusión de las mujeres en la vida laboral e inhibir la migración en las comunidades, todo en función de mejorar su calidad de vida.

Para retener y atraer nuevos inversionistas, el gobierno del Guanajuato trabaja por el desarrollo de infraestructura, parques industriales, logística y conectividad, además del conocimiento, investigación y en desarrollar mente y mano de obra calificada para detonar el crecimiento económico.

Además de fortalecer la economía local a través de la vinculación, busca diversificarla hacia sectores que desarrollen productos con mayor contenido tecnológico que les ofrezca un valor agregado.

El objetivo es equilibrar la distribución del empleo y la riqueza fuera del corredor industrial (hacia el norte y el sur), así como abrir nuevas oportunidades de negocio enfocadas al conocimiento.

UN TRECHO POR DELANTE

La historia industrial de Guanajuato se viene fortaleciendo desde la década de los 90 con la llegada de grandes empresas como la armadora General Motors a Silao, cuando comenzó el cambio y la transición de una entidad agrícola a una de tipo industrial.

De manera acelerada, durante el último sexenio y el actual, Guanajuato se está convirtiendo en una tierra fértil para inversionistas nacionales y de todo el mundo que se deciden por confiar en él.

Su futuro está en la incorporación de nuevos sectores a la dinámica económica: nanotecnología, biotecnología, energía, aeroespacial y el desarrollo de Tecnologías de la Información, entre otros.

Asimismo, se están fortaleciendo los sectores en etapa de madurez como el de agroalimentos, automotriz-autopartes y se reestructuran segmentos como la del cuero-calzado, artesanías y textil-confección.

La política integral que aplicada por el gobierno del estado -hasta el momento- ha rendido frutos, busca generar condiciones altamente competitivas como la infraestructura y un ambiente amigable para los negocios que respondan a las demandas de los empresarios en sus planes de instalación y expansión.

Guanajuato se ha ido colocando como un punto estratégico de desarrollo industrial y de negocios, así como un referente a nivel mundial para la instalación de nuevas empresas, esto con el objetivo de convertirse en la fábrica de México.

Con el pedal a fondo

  • 90 proyectos de inversión atrajo la industria automotriz durante los últimos seis años.
  • 5,661 millones de dólares en capitales atrajo la industria automotriz-autopartes.
  • 35,776 plazas creó el sector automotirz-autopartes en los últimos años en el estado.

[email protected]