La empresa Recicla Electrónicos México (Remsa) prevé que las marcas fabricantes de productos electrónicos se sumen para la implementación de una estrategia nacional para el armado de una red de puntos verdes, informó el director de la compañía, Álvaro Núñez.

Lo anterior, explicó, debido a que el gobierno federal a través de la Subsecretaría de Fomento y Normatividad Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales está trabajando en la Norma Oficial Mexicana de manejo de residuos especiales, donde entra la categoría de electrónicos y se espera que este año salga en vigor después de marzo puesto que ya entró en su etapa de revisión.

Esta norma va a ayudar a que también ya las empresas sean más conscientes de no darle sus residuos a cualquier persona, sino que va a tener que ver qué es lo que hace la compañía o persona a la que actualmente le da sus residuos para que verifique su fin último y no sólo que le quite las partes valorizables y el resto quede contaminando alguna zona , aseveró.

Corresponsabilidad

Comentó que es una norma que tendrán que cumplir todas las compañías y, como en México aplica el término de corresponsabilidad, las marcas fabricantes de electrónicos tendrán que empezar a participar.

Ya no nada más son los ciudadanos o las empresas o las escuelas que los compran, sino las marcas fabricantes tendrán que empezar a proponer planes de manejo de sus residuos; nosotros ya tenemos acercamiento con varias de las marcas fabricantes pero están esperando a que salga la normatividad , comentó.

Álvaro Núñez expresó que el problema de los residuos electrónicos ha crecido en los últimos años, puesto que los productos que actualmente se fabrican son desechables, es decir, no duran mucho debido a que sus características se modifican en un menor tiempo con la implementación de más tecnología, mayor definición, tamaño y otros. Anteriormente un equipo que se compraba duraba entre 10 y 15 años, ahora su perdurabilidad es de entre dos o tres años.

En este sentido, consideró que dicha normatividad las marcas fabricantes la están percibiendo de forma positiva, sin embargo, aún no la aplican porque están en espera de que sea aprobada.

Lo que se les está solicitando a las marcas fabricantes -declaró- es un apoyo sobre la difusión de los reciclones y que colaboren en el armado de la red de puntos verdes en el país, que son centros de acopio permanentes para que las personas no esperen a que llegue nuevamente el Reciclón.

La idea es que con las marcas podamos armar esa estrategia nacional de puntos verdes y que la ciudadanía pueda ir en el momento que lo necesite a dejar sus residuos, y que entre las marcas podamos absorber y ser apoyados en cuestión económica para manejar la logística y traer residuos de lugares alejados como el norte de país , destacó el Director de Remsa.

dbecerril@eleconomista.mx