Cancún, QR. Playa Delfines o El Mirador, una de las más emblemáticas de Cancún, se ha visto invadida de sargazo en los últimos 15 días.

A través de redes sociales, la presidenta municipal de Benito Juárez, Mara Lezama, dio a conocer que tan sólo el pasado lunes recalaron un total de 35 toneladas de alga.

El recale del alga se extiende a lo largo de más de 500 metros de playa, y según el testimonio de prestadores de servicios turísticos, ha provocado el desplome de la actividad en plena temporada de verano.

Rubén Ramírez Núñez de la empresa Marina Karina, que renta motos acuáticas, comentó que el recale masivo de sargazo se presentó desde hace más una semana. “Anteriormente era menor, pero se podía trabajar; pero de una semana para acá está muy tupido”.

La compañía para la que trabaja cuenta con ocho motos acuáticas, que estaban detenidas, lo cual atribuyó a la excesiva presencia de sargazo en la playa.

“Mermó mucho la demanda, se cayó el negocio; antes se hacían hasta 10 rentas al día, pero ahorita para temporada alta la demanda no ha subido. No es lo que esperábamos”, dijo.

Ramírez Núñez aseguró que, aunque hay una limpieza diaria de la playa, el pasado martes se desplegaron las barredoras y un equipo más numeroso de trabajadores, aunque ante la cantidad inusual del alga en grandes tramos de playa no han podido ser retirados en su totalidad.

En entrevista aparte, Jorge Luna, del establecimiento Bikini Sunday, el cual renta camastros y comercializa bebidas en la playa, comentó que en realidad la presencia del sargazo en Playa Delfines ha tenido una presencia intermitente desde hace prácticamente un año, con largos periodos de cero afectaciones hasta la presencia masiva que se recrudeció en los últimos 15 días.

Voluntariado

Aseguró que la presencia de trabajadores de limpieza por parte del ayuntamiento de Benito Juárez ha sido diaria en los últimos tres meses, aunque ha sido insuficiente ante la gran cantidad de sargazo que se ha depositado en los últimos 15 días en esta playa.

A falta de personal del ayuntamiento, ha habido mucho trabajo de voluntariado, sin embargo, eso no ha evitado que las ventas se hayan desplomado en más de 30%, aseguró.

“Eso sí, las ventas están a la mitad de lo que nosotros esperábamos a esta altura del verano; está muy bajo, simplemente ahorita estamos vacíos, al mediodía de un miércoles de plena temporada alta”, refirió.

[email protected]