Cancún, QR. Al menos tres empresas de transportación marítima que ya habían sido sancionadas por prácticas monopólicas en 2011 en Quintana Roo están de nueva cuenta en la mira de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) por el mismo delito. Se trata de Transportes Magaña, Ultramar y Water Jets de México, según confirmaron fuentes al interior de las empresas.

Ultramar y Water Jets de México cubren la ruta Cancún-Isla Mujeres y Playa del Carmen Cozumel, mientras que Transportes Magaña opera sólo en el cruce Cancún-Isla Mujeres.

La Dirección de Comunicación Social de Cofece se negó a proporcionar los nombres de las empresas puesto que al haberse iniciado el proceso para determinar si son responsables o no de prácticas monopólicas absolutas, el artículo 125 de la Ley Federal de Competencia les impide divulgar a los agentes económicos involucrados.

Sin embargo, la dependencia confirmó que el proceso no podrá llevarse más allá de 90 días y que las sanciones van desde multas por hasta 10% de los ingresos totales de las navieras o hasta 10 años de cárcel para quienes resulten responsables.

La Cofece informó que su autoridad investigadora concluyó el proceso indagatorio iniciado desde el 8 de mayo de 2014, y emitió un Oficio de Probable Responsabilidad (OPR) en el que afirma que existen elementos de convicción para suponer que los agentes económicos emplazados habrían incurrido en una práctica monopólica absoluta .

Una vez que comparezcan los emplazados, se desahoguen las pruebas y se presenten los alegatos correspondientes, el pleno de la Cofece presentará su resolución.

Reincidencia

Ya en 2011, por unanimidad de votos, el pleno del órgano antimonopolios resolvió multar por un total de 25 millones 750,000 pesos a cinco agentes económicos y cinco personas físicas por realizar prácticas monopólicas absolutas en el transporte marítimo de pasajeros en las rutas Cancún–Isla Mujeres y Playa del Carmen–Cozumel.

En esa ocasión, en la ruta Cancún–Isla Mujeres, los grupos económicos Transportes Marítimos Magaña y Ultramar elevaron los precios de sus servicios de manera conjunta y coordinada, al anunciar nuevas tarifas en las mismas fechas, en precios y categorías iguales e incluso en un formato común que contenía los logotipos de ambos grupos. Esta fijación de precios viola la fracción I del artículo 9 de la Ley Federal de Competencia Económica.

En la ruta Playa del Carmen–Cozumel, los grupos Ultramar y Waterjets también elevaron los precios de sus servicios de manera coordinada en violación a la fracción I del artículo 9 de la Ley, al anunciar nuevas tarifas en las mismas fechas, en precios y categorías iguales. Adicionalmente, estos grupos económicos se coludieron para repartirse los horarios de servicio de cada una para no competir, lo cual resulta violatorio de la fracción III del mismo artículo 9 de la Ley de Competencia.

Con la colusión entre los proveedores de servicios de transporte marítimo en estas dos rutas, se eliminaba la competencia entre ellos y se obligaba a los consumidores –habitantes de las localidades y turistas- a pagar precios artificialmente altos , concluyó la Cofece entonces.

[email protected]