Monterrey, NL. Durante la primera quincena de enero, el Instituto de Control Vehicular (ICV) de Nuevo León recaudó 257 millones de pesos por concepto de impuestos vehiculares, principalmente por el pago de la Tenencia; es decir, un aumento cercano a 10% en comparación con el 2012.

Durante las primeras dos semanas del presente año, se realizaron más de 142,000 movimientos de pago de impuestos y derechos vehiculares.

Del total de operaciones, 96,371 se registraron en las delegaciones del ICV, mientras que 3,848 fueron por Internet y 41,800, en sucursales bancarias.

Para el 2013, se prevé recaudar 2,682 millones de pesos por gravámenes vehiculares.

Por Tenencia se consideran 1,776 millones de pesos; por cambio de propiedad, 182 millones, y por otros rubros, como refrendo y replaqueo, 724 millones.

El director general del ICV, Juan Ernesto Sandoval, dijo que también se observó un aumento en la afluencia de internautas en la página de la Tesorería, al pasar de 25,000 a 45,000 visitas diarias, esto, con el fin de evitar filas y tiempos de espera.

PONDRÁN MÁS CANDADOS PARA EVITAR CORRUPCIÓN

Sandoval comentó que iniciaron un proceso para mejorar el sistema de controles y evitar operaciones irregulares en los trámites de cambio de propietario de vehículos, placas y licencias.

En ese sentido, el funcionario estatal adelantó que pretenden modernizar el sistema de controles tecnológicos e implementar la huella digital de cada uno de los propietarios de vehículos, así como contar con antecedentes digitalizados de cada auto con el fin conocer el historial.

Agregó que, como parte de ese proceso, los empleados del ICV fueron sujetos a evaluaciones y capacitaciones para evitar irregularidades en trámites vehiculares.

atorres@eleconomista.com.mx