Monterrey, NL. A través de los donativos del Programa de Aceptación de Donaciones de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, la ciudad de Pharr, Texas, inyecta 30 millones de dólares en la expansión de los cruces fronterizos para agilizar el transporte de petróleo, gas natural y perecederos, afirmó a El Economista, Luis Bazán, director general del Puente Internacional Pharr.

Este proyecto es de gran importancia para la frontera con México, debido a que el puente internacional conecta con la ciudad de Reynosa, Tamaulipas, además es el único puerto de servicio completo para exportaciones e importaciones en el condado de Hidalgo, Texas, dijo.

El flujo mensual del puente sobrepasa los 120,000 vehículos comerciales, lo que representa 35,000 millones de dólares anuales en comercio exterior; anualmente se generan 1.4 millones de cruces entre Pharr y Reynosa.

La inversión abarca cinco proyectos de infraestructura que van a comenzar el próximo año con dos entradas comerciales y dos salidas, y se realizará una expansión del andén de carga para productos secos y cuartos fríos para perecederos, indicó Luis Bazán.

El Puente Internacional de Pharr es el cruce número dos en Estados Unidos de frutas y verduras, por ello, la expansión de cuartos fríos permitirá incrementar el almacenamiento de perecederos en 40%, refirió.

“También se instalará un laboratorio agrícola, que funcionará como un centro de entrenamiento para entomólogos, para hacer una inspección más rápida, se programa que para el 2021 ya tengamos cinco proyectos con la inversión de 30 millones de dólares”, indicó el directivo, quien añadió que en la ciudad de Pharr se ha desarrollado un parque industrial en alrededor de 1.21 hectáreas.

“También por este puente cruza producto maquila, el rubro que más creció el año pasado; sigue incrementando el sector energético y hay que estar preparado, por ello hay un acuerdo con el puerto de Brownsville, para agilizar esos cruces de Estados Unidos a México, de petróleo y gas natural”, afirmó.

Se estima que el proyecto de expansión del puente Pharr beneficiará a 11 parques industriales y 166 plantas manufactureras, así como la expansión obligada de 15 bodegas adicionales del lado de Texas para el 2020.

Inspección conjunta

Por otra parte, el Servicio de Administración Tributaria y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos trabajan en un programa de inspección conjunta, el cual para fines de este año podría concluir con el diseño.

Luis Bazán dijo que este proyecto ha tenido un retraso, debido a que al principio la Administración de Servicios Generales de la Unión Americana no estaba de acuerdo con el proyecto, “pero cambiaron de idea”.

“De ahí que ya están trabajando en ver dónde se sitúa la inspección conjunta, ya que los agentes aduanales de México tienen que ir del lado americano para atender los cruces certificados”, puntualizó el director general del Puente Internacional Pharr.

Entre los proyectos que se van a realizar con este propósito están la integración de rayos X de ambos lados de la frontera y la digitalización de los procesos de entrada y salida de mercancías.

[email protected]