Puebla, Pue. Después de cinco meses de haber sido descubiertos, el 17 de febrero se abrirán al turismo los túneles del centro histórico poblano, que datan de la fundación de la ciudad y que se cree fueron usados en la Batalla del 5 de Mayo.

La primera parte de estos túneles consta de 2.5 kilómetros.

El gerente del Centro Histórico y Patrimonio Cultural, Sergio Vergara Berdejo, expuso que esta rehabilitación, que lleva un avance de 85%, forma parte del proyecto Secretos de Puebla. Refirió que estas edificaciones tienen entre 200 y casi 450 años, pero que durante el combate contra las tropas francesas en esta ciudad -en 1862 se usaron como parte de la estrategia para la defensa nacional, según expertos.

Los pasadizos forman parte de las leyendas que se contaban de padres a hijos, pero en esta administración se determinó iniciar su rescate para que sean visitados.

Los túneles están desde la fundación de la ciudad. De las iglesias te comunicabas por pasadizos secretos, hay una red de los conventos principales, desde Santo Domingo, San Agustín, La Merced, hasta San Javier , expuso.

Han soportado inundaciones

Las estructuras tienen cuatro entradas y presentan una altura de 7 metros y 3.5 de ancho, cuyas paredes de piedra se mantienen firmes a pesar de las inundaciones y las construcciones que hay sobre ellas.

Vergara Berdejo mencionó que la inversión del ayuntamiento para la primera etapa de los trabajos de rescate fue de 5 millones de pesos, mientras que el gobierno estatal destinará 20 millones, para darle continuidad a las obras de recuperación.

En el caso de la primera etapa, el recorrido inicia en el Puente de Ovando, pasa por el Puente de Bubas, sigue por debajo de la Secretaría de Competitividad del Trabajo y Desarrollo Económico (Secotrade), continúa por los lavaderos de Almoloya y termina a un costado de la calzada Zaragoza, sobre el bulevar 5 de Mayo.

Maravillados

De acuerdo con el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles del estado, Ricardo Olea Ayala, son 10 kilómetros en total los que componen esta red de túneles, por lo que su rescate requerirá al menos 10 años y una fuerte inversión.

Comentó que los trabajos se deben hacer con el apoyo de especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y la utilización de maquinaria para remover el lodo y sedimento acumulado a lo largo del tiempo y no dañar las estructuras subterráneas.

Todos los poblanos saben que existían los pasadizos, pero fue apenas que se hizo una planeación para rescatar esta maravill; a los ingenieros nos sorprende cómo han soportado la humedad, pues están a un lado del río San Francisco, que pasaba en medio de la ciudad , comentó.

[email protected]