Un nuevo proyecto hotelero inició los trámites para construirse a menos de 10 minutos del área natural protegida de Cabo Pulmo. Se trata del desarrollo Cabo Pelícanos, a cargo de la empresa BCS Desarrollos Los Cabos, la cual propone una inversión total de 220 millones de dólares para construir sobre una superfice de 302.85 hectáreas.

La Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) ingresada a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, y consultada por El Economista, establece que el proyecto se ejecutaría en siete etapas a 25 años, y estaría integrado por tres hoteles con 1,070 habitaciones, 99 cabañas, un campo de golfo de 18 hoyos, lagos, un club campestre, un campo de entrenamiento extremo, un helipuerto, así como una planta de aguas residuales y una desaladora.

La firma promovente asegura que el proyecto representa una oportunidad de aumentar el posicionamiento y mantener la competitividad de Los Cabos, al satisfacer diversos gustos turísticos de clase internacional .

Asegura que se crearán 5,000 empleos temporales durante la construcción del proyecto y más de 1,500 empleos fijos durante la operación del mismo.

El área del proyecto (AP) corresponde a un terreno con una superficie de 302.85 hectáreas, con un perímetro de 7552.62 metros, al sur de Baja California, dentro del municipio de Los Cabos, a 40 kilómetros al Este de San José del Cabo. La promovente asegura que el terreno donde se construirá Cabo Pelícanos no forma parte del Sistema de Áreas Naturales Protegidas (ANP), pues el ANP más cercana corresponde a Cabo Pulmo.

Antecedentes

En 2012, el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa canceló la autorización ambiental que se le había otorgado al megadesarrollo Cabo Cortés de la firma Hansa Urbana, el cual se proyectaba sobre una superficie superior a las 3,800 hectáreas, contiguas al Parque Nacional Cabo Pulmo, para construir una marina de 490 amarres, 27,000 habitaciones hoteleras así como dos campos de golf, entre otra infraestructura.

Un año después, en 2013, la firma La Rivera Desarrollos BCS –filial de Glorious Earth Group y Beijing Sansong International Trade Group– ingresó a Semarnat un nuevo proyecto para esa misma zona denominado Cabo Dorado, que consistía en la construcción de nueve hoteles, dos campos de golf, zona residencial, centro de esparcimiento, centro de salud, centro deportivo y centros comerciales.

Aseguraban que Cabo Dorado era distinto al primer proyecto porque sería de una densidad 30% menor, además de que contribuiría al desarrollo social con una inversión de 3,600 millones de dólares, la creación de 18,000 empleos y una derrama económica de 900 millones de dólares anuales. La empresa publicó un comunicado en el que se desistía de continuar con el proceso de evaluación ambiental un día después de que Semarnat publicase en la Gaceta Ecológica la negativa al proyecto por ser inviable ambientalmente en la zona.

No sólo es Cabo Pulmo, ?es toda la zona

El agosto de 2015, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) emitió un resolutivo en el que negaba a la empresa Hansa Urbana revivir el polémico proyecto de Cabo Cortés en predios aledaños al Parque Nacional de Cabo Pulmo.

Con motivo de ese resolutivo, El Economista entrevistó a Agustín Bravo Gaxiola, director de la oficina Noroeste del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), quien explicó que dicho resolutivo dejó en claro la incompatibilidad de este tipo de proyectos con la vocación productiva y de conservación de las zonas aledañas a Cabo Pulmo, además reconocía plenamente que un desarrollo turístico hotelero de grandes dimensiones es inviable en una zona desértica como la de Cabo Pulmo, ya que no existe la suficiente dotación de agua potable.

La trascendencia de dicho resolutivo también implicó que se haya reconocido de manera oficial por la autoridad ambiental que la protección de Cabo Pulmo no pasa sólo por la conservación dentro de los linderos del área protegida, sino que trasciende a las zonas aledañas por la interconexión de todo el ecosistema natural de la zona, explicó el entrevistado.