Ensenada, BC. Los principales retos que enfrenta la industria pesquera en Ensenada son incrementar el consumo nacional de especies que se producen en Baja California, terminar con la práctica ilegal, impulsar la pesca sustentable, aumentar las exportaciones y comprobar la alta participación del sector en el Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Actualmente, el estado fronterizo aporta entre 15 y 20% de la producción nacional de sardina, una de las especies que más se cultiva en Ensenada, así como la de mayor volumen en México, que asciende a más de 700,000 toneladas, informó Alfonso Rosiñol De Vecchi, presidente de la delegación Baja California de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera y Acuícola (Canainpesca).

Las principales zonas donde se pesca la sardina Monterrey (apta para el consumo humano), apuntó, son Guaymas, Sonora; Mazatlán en Sinaloa; San Carlos, en Baja California Sur, y Ensenada en Baja California.

Asimismo, aseveró que siete de las 10 especies más valiosas se producen en Baja California.

El también consejero de Grupomar explicó que hace cerca de un año la empresa se encuentra innovando en la producción de sardina y la elaboración de diversos productos, con el objetivo de fomentar el consumo regional y nacional, cuya inversión asciende a más de 100 millones de pesos, que incluye la adquisición de una embarcación que maneja 180 toneladas de sardina.

Actualmente, exportan a Asia, principalmente a China, Malasia, Vietnam y Corea; a Japón lo hacen de manera indirecta, ya que este último país tiene plantas en otros países que pasan, por ejemplo, por Malasia.

Las ventas a Estados Unidos y Brasil son en un porcentaje menor, sin embargo, estos mercados están creciendo, gracias al impulso del proceso, que incluye, la sanidad y certificación de la producción.

Aportación

Martín Gutiérrez García, vicepresidente de Canainpesca y del Consejo Mexicano de Promoción de los Productos Pesqueros y Acuícolas (Comepesca), destacó que el sector pesquero aporta entre 5 y 7% del PIB nacional, y no 1% como lo señalan datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Gutiérrez García, también gerente de Administración de Baja Marine Foods, comentó que la firma de la que forma parte procesa cerca de 300 toneladas de atún y sardina y por medio de cinco barcos propios capturan sus especies.

En la actualidad, exportan principalmente al mercado asiático, aunque empresarios rusos visitaron la planta, ubicada en la ciudad, para conocer el proceso de la compañía; en los próximos meses prevén firmar el acuerdo mediante el cual puedan comenzar a exportar a dicho país.

Impulso

Minerva Pérez Castro, directora general de Atenea en el Mar, mencionó que en la firma que preside se producen especies como la almeja generosa, almeja mantequilla, ostión, langosta, entre otros.

De la almeja generosa se producen 400 toneladas anuales, se exporta 90% a China y 10% a Estados Unidos.

Explicó que está en puerta un convenio de entendimiento con Europa, no obstante, el problema son los protocolos que se exigen a nivel nacional.

En el mercado doméstico, puntualizó, están presentes en Cancún, Monterrey, Acapulco, Guadalajara y Ciudad de México.

“Ha crecido el consumo nacional gracias a organismo como Comepesca, que hace labores de promoción”, acentuó Pérez Castro.

Reparto de dos

De acuerdo con datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, en el 2017 el valor de producción pesquera ascendió a 38,788 millones de pesos en el país, monto del cual, 45.4% pertenece a Sinaloa y Sonora.

A estas entidades les siguieron Nayarit (7.3% del valor total), Baja California Sur (6.4%), Veracruz (5.3%), Yucatán (5.0%), Baja California (4.3%), Campeche (4.0%) y Tamaulipas (3.6 por ciento).

La producción nacional del año pasado reportó 2.1 millones de toneladas, destacando sardina con una participación de 34.8 por ciento.

Las otras especias con mayor peso fueron las siguientes: camarón (10.7% de contribución en el total), mojarra (7.9%), anchoveta (5.3%), atún (4.7%), macarela (3.2%), ostión (2.5%), carpa (2.4%) y jaiba (1.8 por ciento).

estados@eleconomista.mx