Cancún, QR.- El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, Ernesto Némer, realizó una gira en Quintana Roo donde colocó sellos de suspensión en cuatro establecimientos que visitó en Cancún. El primero de ellos fue el hotel Bonampak, sobre la avenida del mismo nombre, donde se colocaron sellos de suspensión por no exhibir las tarifas de hospedaje, ni las tarifas por el uso de la lavandería.

La segunda parada fue en la terminal de autobuses ADO, donde tras realizar una verificación, los inspectores de Profeco se percataron que en la taquilla de autobuses de segunda tampoco estaban exhibidas las tarifas correspondientes de las corridas, por lo que procedieron a la colocación de un segundo sello de suspensión.

Posteriormente, Némer Álvarez se trasladó al Aeropuerto internacional de Cancún donde visitó los módulos de atención de las arrendadoras Dólar y Fox, a las que se les colocaron también sellos de suspensión.

NOTICIA: Los Cabos, con más quejas en propiedad vacacional: Profeco

Ambas arrendadoras cobraban a los clientes 6 pesos más por litro de gasolina adicional al cliente, además de que estaban cobrando el IVA por seguro automotriz a los clientes sin exhibir al público las tarifas de sus servicios. En ambos casos se colocaron también sellos de suspensión.

En entrevista, el funcionario anunció que la Profeco lanzará un amplio operativo de vigilancia en el mayor número posible de gasolinerías en el país, previo y durante la incorporación de nuevas empresas que entrarán al mercado de ventas de gasolinas.

Este domingo, el procurador también realizó una visita de verificación al parque temático Xcaret, para después trasladarse al mercado municipal Luis Donaldo Colosio de Playa del Carmen.

NOTICIA: Profeco ahora multa a negocios en centros comerciales

mfh