Durante los siguientes dos años, la tasa de desempleo que mantiene el estado de Querétaro se incrementará por la falta de detonación económica, advirtió el investigador de la Universidad Autónoma de Querétaro, Enrique Cato Vidal.

A pesar de que las autoridades han manejado a la inmigración como una causa, el desempleo no es atribuible exclusivamente a las personas de otros estados que deciden vivir en la entidad, ya que la detonación económica no ha respondido como en otros lugares del país que padecen el mismo problema.

El reporte del investigador indica que Querétaro es uno de los cinco lugares en el país que reciben más migrantes junto con Cancún, Playa del Carmen, Los Cabos, Estado de México y Nuevo León, pero las tasas de desempleo de Quintana Roo y Baja California Sur son mucho más bajas.

La elevada migración a Querétaro no significa, en automático, que tuviéramos alto desempleo. El resultado de la escasez de plazas laborales está más asociado a nuestra estructura productiva y a su volatilidad , aseveró.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el estado recibió más de 422,000 personas en los últimos cinco años, de los cuales 12,000 radicaban en el extranjero y eligieron Querétaro para vivir de manera permanente.

Quienes eligen radicar en la entidad equivalen al número de aspirantes a ingresar a la Universidad en un año , explicó.

Cato Vidal comentó que la tasa actual de desempleo para el estado es de 7%, lo que significa que más de 50,000 personas en Querétaro buscan trabajo sin encontrarlo .

Sin embargo, se aproximan años difíciles pues la proyección del dinamismo en el estado será insuficiente para abrir los espacios laborales que se requieren.

MANEJO DE CIFRAS

De acuerdo con los datos del Instituto Mexicano del Seguro Social, al cierre de marzo del 2011 Querétaro se colocó en el segundo lugar en generación de empleos a nivel nacional y hasta el momento se han creado 13,000 nuevas plazas.

La remuneración que maneja el Instituto Nacional de Estadística y Geografía para el estado es de 11,000 pesos, de acuerdo con el Censo Poblacional del 2010; sin embargo, la dependencia se dio la libertad de transpolar esta cifra a una familia con cuatro integrantes económicamente activos para indicar que el ingreso familiar es de 44,000 pesos mensuales, situación que a decir del especialista está alejada de la realidad.

No nos sorprendería que el desempleo disminuya este año, pero de ahí en adelante esperamos que vuelva a aumentar por dos razones: una, porque más personas busquen obtener un ingreso para aportar al presupuesto familiar y, otra, porque la expansión del empleo no permitirá proporcionar un puesto de trabajo a todos los solicitantes , enfatizó Enrique Cato Vidal.