La Presidenta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en el estado, Consuelo Rosillo Garfias, advirtió que analizarán su presupuesto del próximo año para determinar qué porcentaje destinarán a las jubilaciones de los siete magistrados que ingresaron su solicitud a la Legislatura local.

Si bien destacó que se encuentran en su derecho, los magistrados al mes perciben un salario de 123,089 pesos y de acuerdo con la magistrada presidenta, de aprobarse la jubilación, tendrán derecho además a una liquidación, la cual ascendería a cerca de 300,000 pesos, recursos que no se tenían contemplados dentro del presupuesto.

La separación de los magistrados implica hacer un pago de liquidación a cada uno de ellos y tendremos que hacer cuentas dentro del Poder Judicial para ver si los recursos con los que contamos en este momento nos van a dar para hacer el pago de las liquidaciones. No puedo decir que sí va a lesionar, pero va a ser una erogación importante , comentó Rosillo Garfias.

Para el 2016, el TSJ ejercerá un presupuesto de 662 millones 938 151 pesos, de los cuales más de 45 millones será para jubilaciones y pensiones.

Contexto

La semana pasada, la Legislatura local modificó la ley de trabajadores al servicio de los poderes del estado y limitó el monto de las jubilaciones de los funcionarios de primer nivel a 42,000 pesos mensuales, además de que el requisito para solicitar dicha prestación será haber cumplido 60 años de edad y 30 años de servicio.

Siete magistrados, de un total de 13, ingresaron sus solicitudes de jubilación justo un día antes de las reformas, por lo que serán procesadas con la ley anterior y podrían gozar de la prestación con su sueldo actual.

De acuerdo con los diputados locales, una renovación al interior del Poder Judicial del Estado no se había visto de golpe en varios años.