Con el objetivo de proyectar a la región Centro-Bajío-Occidente como una de las economías más importantes de México y América Latina, los gobernadores de Guanajuato, Querétaro, San Luís Potosí, Aguascalientes y en representación del gobierno de Jalisco, el secretario de Desarrollo Económico, firmaron una carta de intención de colaboración y cooperación con la Fundación Konrad Adenauer.

Lo anterior, en el marco de la Reunión Anual de Industriales, en León, donde presentaron la declaratoria del trabajo de esta alianza estratégica y sus ventajas competitivas en materia de infraestructura, programas de desarrollo económico y social.

El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, dio a conocer la declaratoria de la Alianza Centro-Bajío-Occidente, que tiene como objetivo elevar la calidad de vida de los habitantes de esta región.

“Es una región con más de 20 millones de habitantes, los estados de la alianza representamos 17% del PIB del país. Nos hemos constituido en la región más dinámica del país con una tasa de crecimiento anual de 4.1%, basado en la ampliación de la economía formal, con una vinculación exitosa de los flujos de exportación e inversión extranjera y una inversión local activa y nacional activa”, destacó.

“Los gobiernos de Guanajuato, Aguascalientes, San Luis Potosí, Jalisco y Querétaro hemos conformado la Alianza Centro-Bajío-Occidente, con el objetivo de promover mayor desarrollo en estos estados a partir de aprovechar nuestras fortalezas, disminuir nuestras vulnerabilidades, aprovechar las oportunidades del entorno e incrementar nuestra unidad ante las amenazas”, añadió.

Puntualizó que esta alianza se integra con la participación de empresarios y académicos que trabajan en una agenda estratégica, que buscan una marca que identifique a la región, elaborar el Plan Regional 2050, crear un banco de proyectos de infraestructura, homologar la regulación y los trámites en materia económica.

“Queremos posicionar a la región como una de las más atractivas, ser el centro logístico de México, asegurar la disponibilidad energética para el desarrollo, potenciar la economía digital y lograr la más alta competitividad de América Latina”, destacó.

Replicar modelo

Francisco Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), reconoció la visión de los gobernadores que integran la Alianza Centro-Bajío-Occidente, ya que es un modelo de colaboración que impulsará el desarrollo económico y social del país.

“Ojalá podamos copiar este modelo a todo el país, porque estaríamos creciendo no 2 sino 7%, incluso competiríamos sin ninguna duda con otros países de Asia y esto lo estamos haciendo en el Pacto Oaxaca, estamos tomando este ejemplo”, enfatizó.

Indicó que la Concamin, a través del Consejo Coordinador Empresarial, participa en la definición del Plan Nacional de Infraestructura, y la región tendrá el respaldo para sacar adelante sus propuestas de obras.

El gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval, destacó que los estados que conforman la alianza tienen como prioridad la atención al capital humano.

“Es un proyecto que lleva un año, lleva buenos avances y tiene como objetivo lo que esta región le puede aportar al país”, expresó.

Francisco Domínguez Servién, mandatario de Querétaro, señaló que la intención de la alianza regional es que México retome su crecimiento económico y social, con una visión integral que suma todos los aspectos que permitan una mejor calidad de vida.

Por su parte, Juan Manuel Carreras, gobernador de San Luis Potosí, dijo que los principales temas que se atienden son movilidad, energético y tecnológico, para consolidar el desarrollo de la región.

Estados deben $88,747 millones a dependencias federales

León, Gto. Los estados y municipios en México adeudan 88,747 millones de pesos a las dependencias federales (entre ellas el Instituto Mexicano del Seguro Social, el Servicio de Administración Tributaria y la Comisión Federal de Electricidad), monto que el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, en su calidad de presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), cabildea con el presidente Andrés Manuel López Obrador y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para que se condone y forme parte del Paquete Económico 2020.

En conferencia de prensa, en el marco de la Reunión Anual de Industriales, en León, el mandatario precisó que la semana pasada se reunió con el jefe del Ejecutivo, y el pasado miércoles con el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, en donde se le planteó “que se haga la quita en lo que se pueda por ley”.

Reconoció que en el tema de pensión será imposible, pero “en el tema del Servicio de Administración Tributaria es muy posible con el apoyo del presidente de la República y el secretario de Hacienda, porque no son algo que dejaron pagar estas administraciones sino las pasadas”.

Francisco Domínguez demandó: “queremos que se limpie (los adeudos con las dependencias) y empezar de cero (los gobernadores) y le gustó al presidente y le llamó la atención al secretario de Hacienda”.

Aclaró que “no es deuda de los estados”, son adeudos de estados y municipios y la misma Federación que tienen con dependencias.

“En total, los adeudos con terceros ascienden a 88,747 millones de pesos, algunas entidades deben mucho y otras poco, la única que no tiene adeudo es Querétaro y hay quien debe desde 1 millón hasta 25,000 millones de pesos”, acotó el presidente de la Conago. (Con información de Lilia González / Enviada)