El Gobierno de Chihuahua presentó una propuesta responsable al Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras) para obtener el contrato de operación del Libramiento Oriente del estado, por la suma de 650.2 millones de pesos, ya que era la cantidad necesaria para cumplir con todos los requerimientos establecidos por dicha institución financiera, aseguró Arturo Fuentes Vélez, titular de la Secretaría de Hacienda estatal.

Destacó que la suma máxima establecida por Banobras, por un monto de 450.3 millones de pesos, era insuficiente para operar el Libramiento Oriente de Chihuahua y realizar todas las obras de infraestructura que indicaba la institución como requisito para otorgar el citado contrato.

Fuentes Vélez puntualizó que no se trataba de una concesión, ya que el tramo en cuestión pertenece a Banobras y es operado a través del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), institución que recibe y administra los ingresos que se recaudan en las dos casetas de peaje con que cuenta.

En ese sentido, aclaró que los ingresos recaudados durante los últimos dos años por concepto de peaje no ingresaron a las arcas de gobierno del estado, sino que éste los trasladó directamente al Fonadin.

Detalló que concluida la construcción del Libramiento Oriente de Chihuahua, Banobras entregó a la administración estatal la operación por asignación directa, y así permaneció entre los años 2015 y 2016, siendo hasta el mes de agosto del año pasado cuando la institución financiera convocó a una licitación para otorgar el contrato de operación.

El actual gobierno de Chihuahua atendió la convocatoria e hizo una propuesta, por el monto estimado para poder dar cumplimiento a los requerimientos, propuesta que no fue aceptada por la institución financiera, que se decidió por otra de menor cuantía.

[email protected]