La Asociación Ganadera Local de Porcicultores de Querétaro (AGLPQ) ha evolucionado y diversificado los productos que ofrece a sus socios, mediante cinco células de negocios, que benefician a los agremiados, pero representan también una fuente de ingresos para ese organismo.

De acuerdo con el presidente de la AGLPQ, Alejandro Ugalde Tinoco, las cinco células se distribuyen entre el centro de inseminación artificial y mejoramiento genético porcino, el centro de certificación zoosanitaria, la farmacia, la comercializadora de insumos pecuarios y el obrador Tipo Inspección Federal (TIF).

Detalló que la primera célula de negocios creada es la farmacia, la cual ha evolucionado hasta ofrecer un servicio de excelencia, y que ha aumentado sus ingresos hasta 63% en los últimos tres años.

Además de los productos farmacéuticos, equipo y material para las granjas, también se ofrecen artículos de limpieza, jaulas y sistemas de alimentación , comentó el líder de los porcicultores queretanos.

Precisó que la comercializadora inició en el 2007 y da créditos a una tasa de interés competitiva, mediante los fondos FIRA y de Financiera Rural, lo que ha permitido asegurar el grano físico y el precio durante la época de cosecha de los productos.

A la fecha, la comercializadora ha operado 167 millones de pesos con instituciones con las que se tienen habilitados financiamientos prendarios , precisó.

Con relación al banco de semen, éste es un centro de negocios que opera desde hace 14 años, el cual ha generado el mejoramiento genético de cada una de las granjas.

Se empezó con 6 sementales, y actualmente se tienen 120. Está ubicado en el rancho GB en Amazcala, Querétaro .

En el 2009 producía 94,236 dosis por año, en el 2011 109,000 y en el 2012 155,000 dosis, pero este año , cuando se inaugurará el nuevo banco de semen, se producirán 56% más , explicó el Presidente de la asociación ganadera.

El nuevo banco de semen estará ubicado en el municipio de Cadereyta. Se le han invertido 35 millones de pesos, provenientes de diversas instituciones financieras.

Cuenta también con un obrador TIF, para darle calidad e inocuidad a la carne, proyecto que comenzó en el 2009 , pero que fue posible materializarlo en el 2012, cuyo objetivo es hacer más rentables a las empresas, al facilitar la comercialización del producto en cadenas de supermercados, concluyó.

sirse.rosas@eleconomista.mx