Cancún, QR. La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental celebraron la publicación del Plan de Manejo de la Reserva de Flora y Fauna de Yum Balam, por garantizar la protección al frágil entorno de baluartes naturales como la isla de Holbox.

En contraparte, propietarios privados de terrenos en Holbox desconocieron el documento, por limitar el desarrollo turístico hotelero en la isla, al permitir únicamente la construcción de 800 palafitos para hospedaje vacacional.

“El Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam, en Quintana Roo, es un sitio mundialmente reconocido por su belleza natural, sus ecosistemas y especies silvestres únicas en el mundo, que ya cuenta con su programa de manejo, lo que garantizará la protección, conservación, desarrollo sustentable y regulación de las actividades turísticas de este paraíso natural con más de 154,052 hectáreas”, refiere el posicionamiento de Semarnat.

Las reglas generales establecidas prohíben introducir envases desechables, PET, unicel y bolsas de plástico; construcción de pistas aéreas, campos de golf y grandes desarrollos; descargar aguas residuales en el mar, así como dañar los arrecifes coralinos, los pastos marinos, las playas, dunas y manglares, entre otros, además de que en el caso de Isla Grande de Holbox se conservará 99.6% y sólo en 0.4% se permitirán hasta 800 cuartos tipo palafito.

El titular de Semarnat, Rafael Pacchiano Alamán, refiere que la publicación de este programa de manejo después de 24 años es una deuda con México, pero sobre todo un compromiso con el mundo.

Señaló que en la presente administración se ha logrado la publicación de 48 programas de manejo, para alcanzar un total nacional de 114 programas en Áreas Naturales Protegidas.

Por otra parte, Gustavo Alanís Ortega, presidente y del Centro Mexicano de Derecho Ambiental, destacó la relevancia del plan de manejo de Yum Balam.

El reto ahora, dijo, será la implementación efectiva, en tiempo y forma, de todas y cada una de las disposiciones que contiene, para lo cual sigue siendo fundamental el papel de la sociedad civil para vigilar que el instrumento sea respetado por todos y denunciar ante la autoridad cuando se den violaciones al mismo.

Oposición

Quienes también fijaron su postura al respecto fueron miembros del Consejo Asesor del Área de Protección de Flora y Fauna de Yum Balam, pronunciándose en contra, e incluso desconocieron el contenido del plan de manejo.

Alejandro Valdés, representante de propietarios privados de tierra en la Isla Grande de Holbox, indicó que recurrirán incluso a los amparos, ya que el plan de manejo cancela la posibilidad de aprovechamiento turístico de la isla, pues cabe recordar que el sector privado sugería que el plan permitiese la construcción de hasta 9,000 habitaciones hoteleras en la ínsula.

Manifestó que el plan de manejo de Yum Balam viola los derechos de cada uno de los participantes del consejo asesor y de las instituciones a las que representan, así como de comunidades y ejidos, ya que tiene afectación directa e indirecta en el patrimonio de sus habitantes.

“Por lo anterior, solicitamos la abrogación del acuerdo mencionado, y que se retomen los cauces para dar una solución con sustento técnico, que permita conservar los recursos naturales de Yum Balam”, añadió.

El consejo asesor está conformado por prestadores de servicios turísticos, ejidatarios, propietarios privados de tierra, académicos y representantes de los tres órdenes de gobierno, así como organizaciones civiles, quienes se constituyeron en este organismo para consensuar un plan de manejo que atendiera los reclamos de todos los actores involucrados en el desarrollo y conservación de Holbox y toda la reserva de Yum Balam.

[email protected]