Cancún, QR. Para la secretaria de Turismo de Quintana Roo (Sedetur), Marisol Vanegas Pérez, la situación del sargazo sí es gravísima en la entidad.

La anterior declaración se dio luego de que el presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, dijera el domingo pasado en Cancún que el tema del sargazo no es grave.

Además, se suma el anuncio de 52 millones de pesos de recurso para que la Secretaría de Marina despliegue una estrategia de Estado contra el recale masivo de esta alga, monto que representa 5.2% de los 1,000 millones de pesos que estima el gobierno estatal para crear una estrategia integral contra el sargazo.

Ayer por la mañana, López Obrador reiteró que el problema del sargazo “es un asunto menor”, para lo cual hizo mención de que en la capital del país “se recogen diariamente 13,000 toneladas de basura y el sargazo significa recoger 341,000 toneladas (anuales); estamos hablando de 8% de la basura que se recoge en la Ciudad de México”.

Recordó que durante sus primeros días al frente de la administración federal le presentaron un plan de combate al sargazo, para el cual se necesitaba una bolsa millonaria de recursos.

“Lo que buscaban era que se pudiese contratar sin licitar y hacer negocio con el problema. Ya eso se terminó. Por eso voy a sostener que no hay problema”, expuso.

El Ejecutivo cedió la palabra al titular de la Secretaría de Marina, José Rafael Ojeda, quien presentó un proyecto de 52 millones de pesos, que consiste en construcción de cuatro barcazas sargaceras con un costo total de 24 millones; la compra de una barredora por 5.5 millones de pesos; la adquisición de barreras de retención de sargazo por 14.5 millones de pesos, así como materiales y equipamiento para personal de limpieza de playas dentro del programa Operación Sargazo 2019.

De los 52 millones de pesos,45 millones fueron aportados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y 7 millones, por la Secretaría de Turismo.

Al ser entrevistada sobre esta situación, Vanegas Pérez señaló que sería “muy preocupante” que el gobierno federal no liberase más recursos emergentes para dicha problemática.

La funcionaria estatal indicó que más allá de la estrategia presentada por la Secretaría de Marina, el tema central son los recursos para atender la invasión del alga, la cual dijo que sí es considerada “gravísima” para la administración de Quintana Roo.

“La estrategia de la Marina está planteada; es muy clara y muy concreta, el tema se concentra en recursos”, ahondó.

Sobre si esperaban recursos para combatir el sargazo, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, contestó: “sí, por su puesto, esperamos más recursos”.

Antecedente

En lo que va de este año, el mandatario estatal y el secretario de Ecología y Medio Ambiente, Alfredo Arellano Guillermo, han calculado que la estrategia integral contra el sargazo necesitará entre 600 y 1,000 millones de pesos, los cuales deberían ser aportados por la Federación, ya que las costas son jurisdicción del gobierno de la República.

En declaraciones recientes, Arellano Guillermo expuso incluso que la estrategia elaborada por el gobierno de Quintana Roo requeriría por lo menos 80 millones de pesos al mes para un plan integral que incluye la captura en altamar del alga con barcazas especiales, la colocación de barreras de contención, la habilitación de sitios de disposición final, pero también estudios para el aprovechamiento industrial del sargazo.

De hecho, está publicado desde el pasado 7 de junio en el Periódico Oficial de Quintana Roo una declaratoria de emergencia “ante el inminente desastre” derivado del recale arribo y descomposición de sargazo en los litorales del estado con afectación en las costas de los municipios de Lázaro Cárdenas, Isla Mujeres, Benito Juárez, Puerto Morelos, Cozumel, Solidaridad, Tulum, Felipe Carrillo Puerto, Bacalar y Othón P. Blanco.

La declaratoria hace referencia al inminente desastre natural, identificado como fenómeno natural perturbador de tipo sanitario ecológico, además de que supone un problema grave de contaminación, puesto que al descomponerse el alga, se producen productos que pueden llegar a ser tóxicos si no se controlan, como al arsénico y el ácido clorhídrico, trayendo aparejada la afectación de las actividades económicas.

Especialistas alertaron sobre el peligro del fenómeno

Cancún, QR. Las investigadoras Brigitta Ine van Tussenbroek y Rosa Elisa Rodríguez Martínez, ambas de la Unidad Académica de Sistemas Arrecifales Puerto Morelos, del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM, ya habían adelantado desde el 2018 e incluso antes, que el fenómeno del sargazo para este 2019 se mantendrá igual o será incluso más severo que lo registrado en años anteriores, lo cual supone un escenario incierto, pues no existen estudios que permitan conocer la capacidad de resiliencia del entorno marino ante este fenómeno.

Van Tussenbroek ha asegurado que el fenómeno del sargazo pone en riesgo desde los pastos marinos hasta el arrecife de coral y si no se atiende de manera integral, podría incluso cambiar la tonalidad turquesa del Caribe mexicano, pues la marea marrón como también es conocido el fenómeno del sargazo podría asentarse en el lecho marino y modificar la composición química del entorno.

Por su parte, Rodríguez Martínez, dijo recientemente que sin un plan integral que contemple la industrialización del sargazo y la captura eficiente en altamar, serán insuficientes las acciones anunciadas por el gobierno federal.

“Uno de los problemas es que se piensa que el sargazo está acumulado en algún lugar y va a llegar el barco bien fácil a recogerlo, pero lo que vemos es que está disperso en manchitas, líneas, distribuidas en todos lados”, ahondó.

La especialista indicó que los esfuerzos aislados en altamar o la simple colocación de barreras no funcionarán por sí solos si no forman parte de una estrategia integral, como el monitoreo satelital para la ubicación precisa de los manchones en altamar; la coordinación de los barcos sargaceros con las barreras de contención, y la habilitación de suficientes sitios de confinamiento final del alga. Este último punto, expuso, debe ser complementado con la industrialización del sargazo, ya que no hay lugar que soporte las 200,000 toneladas de esta alga que llegaron a las playas de Quintana Roo durante el 2018.

Rosa Elisa Rodríguez aseguró que actualmente no hay en Quintana Roo sitios de disposición final para el alga que se recolecta en las playas, “tampoco hay estadísticas sobre el volumen y la periodicidad de la arribazón de sargazo (...) eso implica que cualquier industria de aprovechamiento del sargazo que pretenda establecerse carece del conocimiento sobre la disponibilidad de la materia prima”. (Jesús Vázquez)

Impuesto de saneamiento, una solución

Monterrey, NL. A pesar de que en Cozumel, Quintana Roo, sólo hay sargazo en el área oriente, donde no existe desarrollo, este problema está presente en municipios vecinos y si no se atiende será un problema grave, aseguró el alcalde del destino, Pedro Joaquín Delbouis.

Al término de la firma de un convenio de colaboración entre la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Cozumel y la de Monterrey, explicó que en su municipio, así como en Isla Mujeres y Holbox, hay jornadas de limpieza de sargazo, y se espera la llegada de sargaceras para recoger en altamar.

Posteriormente, comentó a El Economista que la coordinación con la Federación les “costó mucho”, porque si bien el gobierno estatal ha afrontado el problema desde hace tres años, “un año desapareció la problemática y nos confiamos”.

Coincidió con la declaración del presidente Andrés Manuel López Obrador, respecto a que se va a solucionar el problema del sargazo y que ya cuentan con herramientas para combatir esta contingencia.

Sin embargo, dijo no estar de acuerdo con que la Federación minimice esta problemática, porque “es un problema grave y si no lo atendemos va a ser gravísimo”.

En tanto, con el fin de ostentar recursos extraordinarios para atender el sargazo, el municipio de Cozumel estableció el impuesto de saneamiento desde el año pasado, mismo que se empezó a recaudar a partir del mes de febrero del 2019.

Este gravamen se le cobra a departamentos, condominios y casas que se rentan para turismo, y en el caso de Airbnb y otras plataformas, ya se cuenta con un padrón de propiedades, a quienes les están enviando notificaciones para que hagan su declaración.

En el presupuesto del 2019 se calculó que obtendrían ingresos por 12 millones de pesos, aunque la meta es llegar a los 18 millones, destacó Pedro Joaquín Delbouis. (Lourdes Flores)

Destinarán 52 millones de pesos contra el sargazo

Aunque el presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que se ha “magnificado” el problema, el gobierno federal anunció que destinará 52 millones de pesos para adquirir material e insumos para la remoción del sargazo en playas de Quintana Roo.

El secretario de Marina, José Rafael Ojeda, indicó que el presupuesto se destinará para construir cuatro sargaceras; una barredora; barreras de retención de sargazo; instalación de escaterómetros en las costas, entre otras medidas.

Añadió que tendrán prioridad de atención de remoción en playas de Lázaro Cárdenas, Isla Mujeres, Benito Juárez, Puerto Morelos, Solidaridad, Tulum, Felipe Carrillo Puerto, Bacalar, Othón P. Blanco y Cozumel.

El funcionario señaló que se construirán sargaceras, aunque admitió que aún se desconoce la utilidad que se le puede dar; “vamos a construir, la Secretaría de Marina, tenemos astilleros, tenemos ingenieros navales, vamos a diseñar, que ya lo tenemos, un diseño de una sargacera muy parecida a las que están en el comercio”.

“Conforme vayamos recolectando el recurso vamos a ir teniendo sargaceras, de manera que estamos estimando que con unas 10 o 12 sargaceras que tengamos, más las barreras que compremos, podemos ir atacando el problema del sargazo, pero ya teniendo un inventario el Estado. Vamos a poderlo afrontar como un problema de Estado, no como un problema de un negocio, porque era lo que se venía haciendo”, añadió.

Mencionó que la Secretaría de Marina buscará que Conacyt e instituciones académicas como la Universidad Autónoma de Baja California realicen investigación sobre el sargazo.

López Obrador reveló que al inicio de su gobierno se le propuso declarar emergencia para atender este problema, pero él se negó porque significaba destinar un monto “millonario”.

“Antes se declaraban emergencias, alertas, porque lo que buscaban era que se pudiese contratar sin licitar y hacer negocio con el problema. Ya eso se terminó”, aseveró.

Aseguró que el problema del sargazo se ha “magnificado”, reiteró que no es un asunto “delicado” y que tiene solución. “En la concepción del gobierno federal, nosotros consideramos que es un asunto que se va a atender, se va a resolver”. (Jorge Monroy)

[email protected]