Cancún, QR. El Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) aprobó organizar la consulta pública sobre la permanente de Uber en Cancún y el resto del estado, que se realizará el mismo día de la elección federal el próximo 1 de julio.

El Ieqroo informó que la solicitud hecha por el gobernador Carlos Joaquín González cumple con los requisitos, con base en la Ley de Participación Ciudadana que recientemente aprobó el Congreso de Quintana Roo.

Al tratarse de una elección concurrente, habrá una coordinación directa con el Instituto Nacional Electoral (INE), puesto que el ejercicio se realizará el mismo día de la elección federal.

La consejera Mayra San Román Carrillo Medina explicó que dicha coordinación consistirá en pedir al INE un presupuesto mínimo de lo que costará la consulta, por lo que se solicitará una partida extraordinaria.

El presupuesto deberá cubrir la impresión de un número de boletas acorde al padrón nominal de 544,000 ciudadanos, así como un módulo de votación adicional por cada una de las 1,000 casillas que se instalarán el 1 de julio.

De acuerdo con la Ley de Participación Ciudadana de Quintana Roo, la pregunta que se proponga “deberá ser elaborada sin contenidos tendenciosos o juicios de valor y formulada de tal manera que produzca una respuesta categórica en sentido positivo o negativo”, según lo establece el artículo 23.

El gobierno estatal adelantó que la pregunta propuesta es: ¿Está usted de acuerdo en que se autorice el transporte de servicio público de automóviles de alquiler, a través de plataformas digitales?

Regulación

Desde hace tres meses, Uber dejó de operar en Cancún, como una muestra de voluntad para cesar los conflictos con el gremio de taxistas, y para dar paso a la elaboración y en su caso, aprobación de una nueva Ley de Movilidad en Quintana Roo, que regule la operación de plataformas digitales de transporte en la entidad.

La ley propuesta, pero que nunca se aprobó en el Congreso del estado, proponía básicamente que Uber y otras plataformas digitales pudieran operar en Quintana Roo, pero limitados al cobro exclusivo con tarjeta de crédito o débito, además de que imponía que los vehículos de los socios operadores tuvieran un valor mínimo de 220,000 pesos.

La empresa inmediatamente emitió un comunicado rechazando esta regulación y advirtiendo que en caso de aprobarse dicha ley en los términos en los que había sido presentada, los obligaría a abandonar Cancún.

La nueva Ley de Movilidad nunca fue votada en el Congreso del estado, y el diputado que la ingresó, Fernando Zelaya Espinoza, solicitó licencia a su cargo hace unos días para contender por otro cargo en las elecciones federales en puerta.

[email protected]