Monterrey, NL. El proyecto del nuevo gobierno de descentralizar dependencias federales y reubicarlas en diferentes entidades, como la Secretaría de Economía en Nuevo León, representa una oportunidad para el sector inmobiliario, el cual tiene la capacidad para absorber la demanda de viviendas y oficinas, afirmó Víctor Salazar Ortega, director general del Clúster de Vivienda del estado.

“Somos líderes en desarrollo inmobiliario, puesto que 30% de las actividades relacionadas con este sector ocurre en Nuevo León, además que es uno de los estados con mayores reservas de tierra”, destacó el dirigente a El Economista.

“Lo que han dicho (las próximas autoridades federales) es que van a trabajar con el sector inmobiliario, para potenciar la construcción, vivienda e infraestructura”, indicó.

La industria, dijo el director del Clúster de Vivienda, puede aprovechar esta ventana de oportunidad y potencializar una derrama de más de 90,000 millones de pesos en Nuevo León, de un portafolio inmobiliario en el país, que está arriba de los 400,000 millones de pesos.

Lo anterior, porque “empresas regias, desarrolladoras, fabricantes de material de construcción, distribuidores nacionales de materiales y la banca forman un ecosistema natural para que se pueda trasladar la Secretaría de Economía a Nuevo León”, aseveró.

“La oferta puede cubrir perfectamente la demanda, por ejemplo, si se da un boom de que lleguen 5,000 familias al estado, se tiene una oferta de vivienda muy variada”, aseguró Salazar Ortega.

De acuerdo con el programa de créditos para el 2018 del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, Nuevo León tiene una meta de colocación de 63,362 créditos este año. Al 30 de junio del año en curso, lleva un avance de 46.83 por ciento.

En cuanto a la oferta de oficinas, hay más de 14 corredores inmobiliarios; en el centro de Monterrey es el sector Santa María y Obispado, mientras en el sur se encuentra en la Carretera Nacional, Revolución, además de San Pedro Garza García, donde hay mayor crecimiento de oficinas.

Sobreoferta

Jorge Paredes Guerra, presidente de Realty World México, explicó que, de trasladarse la Secretaría de Economía al estado, “se espera que la demanda de oficinas se incremente y ayude a disminuir la disponibilidad o sobreoferta actual en la zona metropolitana”.

En su opinión, la demanda de espacios en renta de casas y departamentos aumentaría y con ello los valores de renta de la ciudad.

A su vez, Bella Leal Maldonado, presidenta de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios capítulo Monterrey, comentó que “sería un buen inicio que daría plusvalía al sector de casas que buscarán los empleados de la Secretaría”.

Habrá también demanda de escuelas, comercios y servicios; sin embargo, la entidad deberá estar preparada porque se incrementan las demandas sociales: agua, energía eléctrica, dijo Blanca Garza, asesora de Real Key Estate.

estados@eleconomista.com