Puebla, Pue. En Zitácuaro, Michoacán, arrancará operaciones en marzo la primera planta en el país de biogás hecho a base de nopal y estiércol de vaca, la cual prevé abastecer de energía a comunidades de 10,000 habitantes que tengan problemas de luz y, eventualmente, a la industria automotriz.

Omar Carpio Flores, presidente del Comité Nacional del Sistema-Producto Nopal y Tuna, con sede en la angelópolis, comenta que la inversión del proyecto fue por 16 millones de pesos, de los cuales 2.5 millones los aportó la Federación como complemento para concluir la planta, que llevó desarrollarla cinco años.

En entrevista, detalla que en proyecto participan 300 productores de dicha entidad, quienes generaron la tecnología y destinarán 100 hectáreas para el cultivo del nopal, con el propósito de obtener 400 toneladas al año por hectárea.

Refiere que este año, con el arranque de operaciones, habrán de concluir las pruebas, las cuales iniciaron con el abastecimiento de una tortillería.

Para la primera etapa, el objetivo es producir electricidad para las comunidades y, más adelante, abastecer a la industria automotriz.

Con este tipo de plantas llevaremos luz a nuestras demarcaciones que tienen poco o nulo servicio, aprovechando la biomasa que genera el nopal , indica.

SE LLEVARÁ A OTRAS ENTIDADES

Adelanta que se buscará replicar este proyecto en otros estados. Menciona que las siguientes entidades donde se podrían construir este tipo de plantas y que tienen importante producción de tuna y nopal son: Zacatecas, Estado de México y Puebla.

Asegura que la Federación ve positivo que se genere este tipo de proyectos en la industria de energía renovable, por lo que se espera que haya el mismo apoyo para otros que se realicen.

[email protected]