Cancún, Qroo. A más de tres años y medio de que se anunció con bombo y platillo el centro de exposiciones Dragon Mart, el cual pretendía ser el más grande distribuidor de mercancías chinas en Latinoamérica, éste parece estar acorralado sin posibilidad de reactivación.

El predio sobre el que aún se erige un enorme espectacular con la leyenda: Aquí se generan 8,500 empleos para Quintana Roo , hoy luce abandonado. En su momento, el director y socio comercial de Dragon Mart Cancún, Juan Carlos López, aseguró que el recinto albergaría en promedio 700 empresas procedentes principalmente de China.

Actualmente, quien fungiese como responsable de Obra de Dragon Mart, Heyden Cebada, y quien defendiera el proyecto, ha abandonado por completo el proyecto y mantiene una importante posición en la administración municipal de Benito Juárez.

En tanto, la compañía Agregados y Maquinaria del Caribe, del empresario Rafael Obregón, alega falta de pago por parte de los promotores de este centro de exposiciones permanentes.

Multas, los principales lastres

Fue el procedimiento iniciado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) lo que originó que el proyecto se detuviese. Tras varias inspecciones al predio El Tucán, de más de 500 hectáreas, la dependencia determinó en agosto de este año que el proyecto inició obra pese a carecer de permisos federales, además de dañar ecosistemas costeros. Dragon Mart fue sancionado con una multa de 7 millones 233,000 pesos.

Para septiembre, la Profepa interpuso una segunda sanción aún más cuantiosa en materia forestal. La multa ascendió a 2 millones 758,890 pesos, pero ordenó la ejecución de medidas de remediación y restauración por un monto de 11 millones 888,951 pesos.

El tercer golpe lo recibió un mes después cuando también la Profepa informó que luego de las multas había decidido proceder por la vía penal. Desde noviembre de este año, la cara más visible de la empresa, Juan Carlos López Rodríguez, no ha vuelto a aceptar llamadas o entrevistas.

[email protected]