Andrés Manuel López Obrador parece un trasatlántico enorme que puede resistir la fuerza de las mareas, pero tiene un agujero en su línea de flotación por donde puede hacer agua en dos semanas, presumió el expresidente Felipe Calderón, en alusión a que el político tabasqueño tendrá que enfrentarse pronto en el segundo debate a José Antonio Meade, Ricardo Anaya y Margarita Zavala en temas económicos.

López Obrador, que en la elección de 2006 no se presentó a uno de los debates, ha tenido complicado explicar su estrategia económica y de seguridad en caso de ganar la elección presidencial del 1 de julio, por lo que Felipe Calderón cree que su ventaja en las encuestas podrá remontarse después del domingo 20 de mayo, el día del segundo debate entre presidenciables.

"(AMLO) no parece irremontable, nada es irremontable. Si no pasan eventos que las muevan, en dos semanas pueden cambiar dramáticamente, dependiendo lo que pase y lo que se viva en el ánimo electoral y remontar dos dígitos en dos semanas. Puede cambiar drásticamente en dos semanas ", aseguró el expresidente en entrevista con Radio Fórmula.