El ingreso salarial de entre 40 y 42.1% de la población queretana es insuficiente para adquirir la canasta alimentaria, por lo que este indicador se convierte en uno de los retos que enfrenta la entidad al cierre del 2014.

De acuerdo con el estudio Semáforo Económico -actualizado el 15 de diciembre- del organismo México ¿cómo vamos?, en el aspecto de pobreza laboral Querétaro tiene el desafío de reducir la población que no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso salarial .

Según los registros del Instituto Mexicano del Seguro Social, a octubre de este año, el salario diario asociado a los trabajadores asegurados es de 291 pesos, lo que arroja un promedio mensual de 9,768. Al cierre de septiembre de este año, el grueso de la población ocupada en el estado (69%, es decir 503,527 personas) únicamente percibe menos de un salario mínimo hasta cinco, mientras que 50,427 personas no reciben ingresos, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Aun cuando se ha anunciado el aumento de 4.2% en el salario mínimo (por lo que llegaría a 66.45 pesos para Querétaro), algunos partidos políticos como el Revolucionario Institucional y Acción Nacional manifestaron su desacuerdo con el aumento de apenas un digito en el porcentaje.

De forma paralela a los ingresos de los queretanos, según el Índice Nacional de Precios al Consumidor, la canasta básica aumentó 1.73% en noviembre.

Aunado a ello, la tasa de de-socupación mostró un nuevo incremento en el estado en el mes pasado, situación con la que se reduce la capacidad adquisitiva. En noviembre la desocupación registró un incremento de 0.6 puntos porcentuales, en comparación con el mes anterior, pasando de 5.7 en octubre a 6.3% en noviembre.

La pobreza alimentaria

Este panorama se contextualiza con los índices de pobreza alimentaria, cuyos antecedentes expresan que ha ido en incremento. En el 2008, 17.9% de la población tenía carencia de acceso a la alimentación en el estado, mientras que en el 2010 se estimó en 21.4% de la población, refiere el Informe de pobreza y evaluación Querétaro 2012 , del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

El Coneval expone que 10 municipios queretanos son considerados zonas de atención prioritaria por registrar índices de pobreza y marginación que indican insuficiencias y rezagos.