De acuerdo con un sondeo realizado a socios de la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra), el 89.5 por ciento de las empresas que mueven su carga por autotransporte, podrían cambiar en conjunto, más de 1.1 millones de toneladas mensuales al ferrocarril.

Sin embargo, factores como las altas tarifas, la cobertura geográfica y acceso a la red ferroviaria y equipo lo han impedido y deben ser atendidos , indica Caintra en un comunicado.

Los industriales de Nuevo León han insistido a las autoridades Federales por la aplicación de mecanismos operativos, reglamentos y leyes que promuevan un sistema ferroviario nacional competitivo.

Caintra consideró que un paso importante fue la creación de la Agencia Reguladora de Transporte Ferroviario, sin embargo, aún resta un largo camino por recorrer .

Al cumplir su primer año, la industria regiomontana celebra el avance y fortalecimiento institucional y normativo que ha tenido la Agencia, pero prevé que tendrá mayores desafíos en su segundo año de trabajo.

En opinión del organismo, la Agencia tendrá que concretar, de manera operativa, toda la planeación que realizó, basada en sus atribuciones, como un conciliador entre los usuarios y los concesionarios del servicio ferroviario.

Así como la aplicación extendida de diversos indicadores de calidad en el servicio y la regulación tarifaria y de los servicios de interconexión, entre otros puntos.

Al cierre de 2016, ocho concesionarios utilizan la red ferroviaria en México, la cual se extiende a lo largo de 24,000 kilómetros en 29 estados de la República; no obstante, más de 3,500 kilómetros de vía están en desuso, principalmente en el sureste del país, por lo que es importante emprender acciones de mantenimiento para reactivar su operación, indicó Caintra.

ral