Guadalajara, Jal. Para hacer frente a las amenazas y debilidades del sector, principalmente ante el reto que supone la entrada al país de prendas asiáticas a través del Acuerdo Integral y Progresivo para la Asociación Transpacífico (TPP-11), la industria jalisciense del vestido elaboró un plan estratégico que servirá como base del programa de competitividad para las empresas del ramo en el periodo 2019-2025.

“Con esto, apoyaremos las actividades y las acciones que las empresas estarán desarrollando para que sus productos sean más atractivos para el consumidor. En nuestro horizonte se vislumbra la amenaza de Vietnam, ahora con la firma del TPP-11”, señaló el presidente de la delegación Jalisco de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive), Sixto Mercado.

En el marco de la inauguración de la edición 71 de Intermoda en Expo Guadalajara, considerada por el industrial como “el mejor escaparate de la moda en América Latina”, Mercado anunció que Canaive trabajará en coordinación con la Universidad de Guadalajara para elaborar también un diagnóstico sobre los hábitos de consumo de los mexicanos.

“Innovación, moda y diseño a precios muy competitivos es el nombre del juego en el que las empresas de Jalisco y de todo México deben desarrollarse y vender sus productos”, subrayó.

Destacó que el mercado mexicano de la ropa tiene un valor anual de 16,000 millones de dólares, razón por la cual casi todas las cadenas globales tienen presencia en este país “y nosotros debemos esforzarnos por mantener nuestra cuota de mercado con base en la moda, el diseño y la eficiencia en nuestros procesos y modelos de negocio”.

El presidente de Canaive indicó que las empresas del ramo quieren evitar que se repita el cierre de empresas que ocurrió con la apertura del mercado mexicano a las prendas de origen chino.

Contribución

De acuerdo con cifras de Canaive nacional, el sector contribuye actualmente con 2% del Producto Interno Bruto (PIB) manufacturero del país, por lo que es considerado un sector estratégico, ya que impacta en 176 actividades económicas a través de la demanda de insumos para su producción, y genera 330,000 empleos formales en sus 9,000 unidades económicas.

Al cierre del 2018, la industria de la confección exportó 5,500 millones de dólares, mientras de enero a mayo de este 2019, las exportaciones de ropa mexicana ascendieron a 2,100 millones de dólares.

En tanto, para Jalisco, la industria representa un valor de 1,400 millones de dólares y genera más de 35,000 empleos formales en la entidad.

“Reconocemos que vienen retos importantes para las empresas que están fabricando aquí en Jalisco. El comercio global representa retos que tienen que ver con menores costos de productos similares a los que vienen de otras partes del mundo (...) y la mejor manera de salir adelante es agregar valor a la oferta”, señaló, por su parte, el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), Ernesto Sánchez Proal.

Indicó que, ante ello, la estrategia del gobierno de Jalisco es impulsar el encadenamiento productivo y los esquemas de diseño que agreguen valor a los productos locales y, por ende, generen mayores márgenes de utilidad a los productores jaliscienses.

A decir de Cuauhtémoc Rivas, presidente de Intermoda, la presente edición, que concluye mañana, cuenta con 950 expositores y espera la visita de 25,000 compradores.

[email protected]