El fondo de Incentivos Económicos del Ramo 28 (participaciones federales) registró un crecimiento real de 46.0% a tasa anual durante el primer semestre del 2017, con 13,818.4 millones de pesos de recursos transferidos a estados y municipios, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Este aumento fue el mayor entre los 13 fondos que comprenden el rubro más importante del gasto federalizado.

Por entidad federativas, las variaciones más elevadas se observaron en San Luis Potosí (1,188.0%), Colima (322.5%), Hidalgo (307.1%), Jalisco (126.6%) y Estado de México (85.4%); mientras las mayores caídas, de siete, fueron en Campeche (85.6%), Oaxaca (26.4%) y Aguascalientes (21.9 por ciento).

José Luis de la Cruz Gallegos, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), indicó que el gobierno federal, en función del presupuesto y de la fuente de ingresos que se tienen, está buscando generar un esquema bajo el cual se favorezca cierta actividad económica, en este sentido, la parte de incentivos es fundamental para esta estrategia.

Forma parte de un programa que busca generar un crecimiento económico, motivar cierto tipo de actividades y por eso ese fondo es uno de los que más ha tenido crecimientos , añadió.

Expuso que la razón por la que San Luis Potosí presentó el mayor incremento es por algunos esquemas de política económica que se están aplicando en el estado, ya que está teniendo cierta captación de inversión productiva, en el sector automotriz y en algunas ramas de la manufactura, lo cual se vincula con la generación de incentivos para favorecer la actividad económica de la entidad.

Es parte del desarrollo que se está queriendo generar en aquella entidad, asociado con la llegada de actividad productiva que reclama obras de infraestructura y servicios , detalló de la Cruz Gallegos.

Campeche, aseveró el director del Idic, tiene una fuerte contracción económica, sobre todo a raíz de la caída del sector petrolero, que ha generado el descenso en otros sectores.

El monto definitivo de las participaciones federales depende de los recursos que se recauden durante el ejercicio fiscal, vía impuestos e ingresos petroleros, por lo que indirectamente depende de los niveles de actividad económica y del sector petrolero.

Asimismo, se cubren a las entidades federativas los incentivos económicos por el Impuesto sobre Automóviles Nuevos, además de otros incentivos relacionados con la fiscalización de diversos impuestos, la vigilancia de obligaciones, el derecho de la zona federal marítimo terrestre y las multas administrativas federales no fiscales, entre otros.

Los incentivos económicos se derivan de la retribución que reciben las entidades por las actividades de colaboración administrativa que realizan con la Federación.

Fuerte consumo

El fondo del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) del Ramo 28 aumentó 21.3% a tasa anual real en el periodo enero-junio del 2017, incremento sólo por detrás de Incentivos Económicos.

Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), precisó que este fondo se distribuye con forme al consumo que se ha dado en ciertos productos dentro de las entidades, como bebidas alcohólicas y tabaco y, por lo tanto, si hay una mayor adquisición, aumenta la recaudación.

Esta mayor distribución de recursos responde a que las personas han consumido una mayor cantidad de bebidas alcohólicas y cigarros , añadió.

Los mayores ascensos se mostraron en Hidalgo (64.8%), Chiapas (57.2%), San Luis Potosí (57.1%), Aguascalientes (56.8%) y Coahuila (51.1%); mientras las únicas caídas fueron en Estado de México (9.0%) y Colima (2.3 por ciento).

Cada año cambia la distribución de las entidades, esto depende del consumo o la venta de los productos que se haya dado en años anteriores , precisó Meléndez Aguilar.

Las entidades federativas participan con 20% de la recaudación que se obtiene por la realización de los actos o actividades gravados con dicho impuesto, en el caso de cerveza, bebidas refrescantes, alcohol, bebidas alcohólicas fermentadas y bebidas alcohólicas, y de 8% de la recaudación en el caso de tabacos labrados.

Sobre el fondo del IEPS, en el que las entidades federativas participan de 20% de la recaudación que se obtenga por la realización de los actos o actividades gravados con dicho impuesto en el caso de cerveza, bebidas refrescantes, alcohol, bebidas alcohólicas fermentadas y bebidas alcohólicas y de 8% de la recaudación en el caso de tabacos labrados.

En el otro extremo, de los seis fondos de las participaciones federales con disminuciones, la más pronunciada fue en Tenencia (83.7%), con recursos transferidos por 37 millones de pesos en el lapso de análisis.

El analista del CIEP manifestó que la Tenencia ya es un impuesto local, por lo que los recursos son transitoriamente para un fondo de compensación para no desestabilizar las finanzas públicas estatales. El fondo va disminuyendo, ya no tiene los recursos y por eso se ve una baja importante .

La Ley Federal del Impuesto sobre Tenencia o Uso de Vehículos se derogó a partir del primero de enero del 2012.

Sólo siete estados registraron crecimientos: Oaxaca (283.9%), Campeche (252.9%), Guanajuato (94.4%), Coahuila (65.0%). Chiapas (35.0%), Baja California Sur (25.2%) y Aguascalientes (9.7 por ciento).

estados@eleconomista.mx