Puebla, Pue. A dos semanas de haber inaugurado su primer parque eólico en el municipio de Esperanza, la empresa poblana ILER, en sociedad con la española Iberdrola, construirán su segundo complejo en la localidad de Cañada Morelos, con una inversión de 200 millones de dólares para generar 150 megawatts.

Lo anterior tras recibir la autorización de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), cuyo permiso, con una vigencia de 50 años, publicó en su última Gaceta Ecológica.

El permiso consiste en el tendido de una línea de transmisión de 230 kilowatts en una extensión de 83.5 kilómetros, con lo cual se llevará la energía hasta la subestación que tiene la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el municipio de Tecali de Herrera, que es una de las principales abastecedoras en el estado.

ILER e Iberdrola inauguraron el parque eólico llamado Pier II en Esperanza, el 25 de noviembre, cuyo costo fue de 125 millones de dólares. Allí se producirán 65 megawatts, de los cuales 12 están comprometidos con 14 empresas de Puebla, Veracruz y Jalisco.

De la mano del sindicato

El secretario general del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (Suterm), sección 92, Víctor Manuel Carreto Pacheco, comentó que para ese primer complejo tienen a 50 trabajadores.

Respecto del nuevo parque, dijo que laborarán 30 personas en el arranque de operaciones, quienes son ingenieros especialistas en electromecánica y mecatrónica.

Mencionó a El Economista que las obras del segundo parque iniciarían a principios de 2016, por lo que estarían participando otros de sus 70 representados.

Expuso que de la inversión total, 74 millones de dólares serían para la adquisición de igual número de aerogeneradores, cada uno con un costo de un millón de pesos.

Puntualizó que la entidad es atractiva para generación de energías limpias, por lo que recordó que continúan las valuaciones para la generación de electricidad por geotermia y vientos en otras zonas del estado, incluida a la Sierra Norte, pero los estudios de factibilidad implicarán al menos dos años.

[email protected]