La Secretaría de Gobierno del estado consideró que está controlada la huelga de hambre en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de San José el Alto. Lo anterior luego de que el sábado se informara que 57 reos no habían consumido alimentos.

El subsecretario de Gobierno, Alfonso Jiménez, detalló que el viernes inició tal situación, el sábado se redujo el número de reos en ayuno a 25 y para el lunes ya todos habían ingerido alimentos.

Detalló que las peticiones de los reos giraron en torno de no llevar uniforme y no realizar revisiones a las visitas, a lo que el Subsecretario de Gobierno explicó que no accedieron debido a que estas solicitudes van en contra del reglamento de los ceresos.

Simplemente se negaron a recibir los alimentos del centro pidiendo una serie de cosas que no corresponden. Por ejemplo, quieren que no se les uniforme, que no se les haga revisión a las visitas, pero esas demandas están fuera de norma. Se les hizo ver que no íbamos a acceder a sus peticiones que están fuera de la ley y del reglamento interno , dijo.

En tanto, familiares de internos abordaron a funcionarios del gobierno para solicitarles que se diera solución a lo que consideraron un atropello de los derechos humanos de los internos.

María Guadalupe Juárez, madre de dos reos que purgan sendas condenas por homicidio, aseguró que en varias ocasiones sus hijos han sido golpeados por los custodios del Cereso, ante lo cual el Subsecretario explicó que es falso, ya que dijo que las lesiones que presentaron algunos reos se debieron a un enfrentamiento entre ellos.

No tenemos ningún problema de ingobernabilidad ni de seguridad , acotó Jiménez Campos, subsecretario de Gobierno.