Para el segundo trimestre del 2016, el estado de Querétaro reportó una tendencia neta de contratación, con ajuste estacional, de 12%, de acuerdo con la Encuesta de Expectativas de Empleo de Manpower. Dicho porcentaje se debe principalmente al desarrollo del sector automotriz, tanto en el estado como en la región del Bajío.

Si bien las expectativas de contratación en las empresas instaladas en la entidad son positivas, los resultados para el periodo abril-junio de este año se ubican 3 puntos por debajo de lo que se registró en el mismo lapso del año anterior, advirtió el grupo.

Aunque, según los datos de la firma de recursos humanos, la tendencia neta de empleo en el segundo trimestre de este año está cinco puntos por arriba del periodo enero-marzo previo.

La encuesta de Manpower indica que, sin considerar el ajuste estacional, los empleadores de Querétaro reportaron una tendencia de contratación de 14% para abril-junio próximos, donde 20% planea aumentar sus plantillas laborales, 6% prevé disminuirlas y 73% espera permanecer sin cambios.

A nivel nacional, la expectativa neta de empleo es de 13% para el segundo trimestre del año, de acuerdo con la encuesta.

Asimismo, para la región centro, donde se ubica Querétaro, las estimaciones de los empresarios para la contratación de personal son de 14%, apoyadas sobre todo en los sectores de comunicaciones y transportes, con un aumento de 24%, así como agricultura y pesca, y servicios, con un incremento de 17% cada uno.

Desarrollo atípico

Julien Matalou, director comercial para la región Bajío de Manpower, comentó que el arranque de año en el 2015 tuvo un crecimiento atípico en Querétaro, lo cual se refleja en los resultados para este año; sin embargo, el sector laboral estatal se encuentra apoyado principalmente por la industria automotriz, además por otras actividades, como el sector aeronáutico.

Respecto de las otras entidades del Bajío, la encuesta de expectativas refiere que Guanajuato y Aguascalientes reportaron una tendencia neta de empleo de entre 14 y 18% para el segundo trimestre del 2016, mientras que en San Luis Potosí se ubicó en 13 por ciento.

En este sentido, Matalou dijo que a diferencia de Querétaro, dichos estados se han visto fortalecidos por la instalación de armadoras automotrices, como Nissan, Toyota y Mazda.

Lo que estamos observando (en los otros estados) es que la llegada de nuevas inversiones es más dinámica, por la llegada de las armadoras que están en la región , sostuvo Matalou.

Aunque aseguró que Querétaro cuenta con una industria madura en términos de manufactura automotriz, por lo que están llegando compañías proveedoras de las grandes firmas de la industria al estado.

Van a seguir invirtiendo, van a avanzar, pero no necesariamente a la misma velocidad .

Otro aspecto a considerar, añadió el directivo, es el cambio en el mercado automotriz, debido al desarrollo de producción de empresas como Audi, Mercedes Benz o BMW, hacia líneas premium, a modelos de lujo con más tecnología.

Eso tendrá un efecto en la generación de empleo en el estado y la región, hacia plazas de mayor especialización y tecnología en ingeniería.

lucero.almanza@eleconomista.mx