Guadalajara, Jal. La infraestructura deportiva con la que cuenta, y su experiencia en organización de eventos internacionales, permitieron a Guadalajara dejar en el camino a ciudades de primer mundo en Europa, Asia y Oceanía, y colocarse como una de las tres finalistas para obtener la sede de la edición XII de los Gay Games a celebrarse en 2026.

La capital jalisciense fue elegida por la Asamblea General de la Federación de los Gay Games como una de las tres finalistas junto con Múnich, Alemania y Valencia, España, destacando entre las 20 ciudades que entraron en competencia, entre ellas Auckland en Nueva Zelanda, Brisbane en Australia, San Diego en los Estados Unidos, Taipéi en Taiwán y Toronto en Canadá.

La Oficina de Visitantes y Convenciones (OFVC) de Guadalajara presentó la candidatura de Guadalajara para obtener la sede del evento internacional, destacando que la perla tapatía se ha consolidado como uno de los destinos más importantes en México en cuanto a turismo LGBT+.

"En 1982 se convirtió en la segunda ciudad mexicana en llevar a cabo la Marcha del Orgullo. Además, en la zona metropolitana hay diversos lugares dedicados a este público, desde restaurantes, hoteles, recintos culturales, hasta espacios con lo mejor de la vida nocturna, donde toda la comunidad se puede sentir libre y segura de celebrar y manifestar su identidad", señaló el director de la OFVC, Gustavo Staufert.

Los Gay Games se realizan desde 1984 y han reunido a personas de todo el mundo con el objetivo de fomentar la inclusión y promover la igualdad a través del deporte y la cultura.

De acuerdo con sus organizadores, los juegos están abiertos a todos los interesados en participar; es decir, jóvenes o mayores, deportistas o artistas, experimentados o novatos, sin importar su orientación sexual.

Anteriormente, los Gay Games se han celebrado en las ciudades de San Francisco (en 1982 y 1986), en Vancouver (1990), Nueva York (1994), Ámsterdam (1998), Sídney (2002), Chicago (2006), Colonia (2010), Cleveland (2014), París (2018) y Hong Kong (2022), y se espera que este año, Guadalajara sea anunciada como la sede para 2026.

Para la OFVC el hecho de que Guadalajara haya llegado a ser una de las tres finalistas, es un logro significativo para la ciudad, ya que la consolida como la ciudad de los grandes eventos, además de posicionarla como uno de los destinos LGBT más importantes de México y América Latina.