El fortalecimiento del sector agrícola es fundamental para que el estado de Querétaro y el país en su conjunto enfrenten los embates de la coyuntura económica mundial, que incluye la volatilidad cambiaria, la caída de los precios del petróleo, así como la desaceleración de la economía china y su efecto en los mercados globales, aseguró el catedrático de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), César Augusto Lachira.

Advirtió que, si bien en Querétaro la industria manufacturera ha logrado un desarrollo potencial sobre todo en sectores de valor agregado como el aeronáutico, automotriz y de tecnologías de la información , la actividad del campo está mejor blindada contra los efectos de menor crecimiento y altos precios de los insumos. Además de que cubre las necesidades básicas de alimentación de la población, sobre todo de aquella más vulnerable.

De acuerdo con los últimos datos de la actividad económica estatal del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las actividades primarias que se refieren al sector agropecuario en Querétaro han registrado un ritmo de crecimiento variado, de 33.4% anual en el cuarto trimestre del 2014; de 1% anualizado en el primer trimestre del 2015, y con una recuperación de 12.4% en abril-junio del año pasado.

Lachira Sáenz advirtió que el problema es que los terrenos para cultivo se han destinado a otro tipo de actividades, dejando de lado el aprovechamiento de la agroindustria y el desarrollo del sector alimentario.

En México, en términos generales, la agricultura representa alrededor de 3% del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que en naciones como Bolivia y Perú significa entre 10 y 18%, comentó el especialista.

De esta forma, agregó, resaltan las proyecciones de crecimiento económico, que en México son de entre 2 y 3% en promedio al año, mientras que para estos países ascienden a 6 y 4.5 por ciento.

[email protected]