La Comisión de Movilidad del Congreso del estado frenó la aprobación de las reformas a la Ley de Movilidad, debido a que existen observaciones que no se han analizado, reveló el presidente de la mesa de trabajo, Antonio Zapata Guerrero.

El legislador expuso que las reformas que pretenden dar entrada a la operación de empresas de transporte privado en la entidad fueron discutidas con los representantes de las mismas, por lo que será en esta semana cuando se vote en comisión.

Se había comentado que era necesario regular en materia de tarifas; sin embargo, tras la reunión de la comisión legislativa, el tema quedó de lado al indicarse que éstas se encuentran determinadas por el Instituto Queretano del Transporte en el caso del servicio público y en el caso del servicio privado van en función del mercado.

El legislador del Partido Acción Nacional destacó que no se otorgará un número específico de permisos para operar los vehículos de las empresas, aunque se determinó que el costo será de alrededor de 4,000 pesos al año.

En el caso de las concesiones, (éstas) se dan bajo la visión de los permisos; es que las empresas se van a hacer de éstos , indicó el legislador albiazul, quien añadió que es el mercado quien nos debe decir si se otorgan 1,000 o más permisos .

Desde que el titular del Poder Ejecutivo envió la iniciativa de reforma en materia de movilidad, los integrantes de la comisión se han reunido con empresas de transporte privado que ya operan en la entidad, como Cabify y recientemente Uber, con el propósito de reconocer su operación y presencia.

A análisis

Dentro de los pendientes por analizar, se encuentra la antigüedad de los automóviles para operar el servicio de transporte; actualmente, la ley prevé que deben ser vehículos del año; sin embargo, Zapata Guerrero comentó que aún no se determina qué tiempo de uso se estará cubriendo.

Lo que estamos haciendo es reconocer a las empresas con esta nueva ley, que se otorguen permisos, que no se castigue (...) Entendemos que las empresas ya vienen operando y no necesariamente con vehículos del año y hay que llegar a un acuerdo , reconoció.

Uber pide antigüedad de vehículos de al menos 10 años

La gerente de Comunicaciones de Uber para México, Claudia Villarreal, comentó que tras las reuniones que sostuvieron con los legisladores locales se realizó la petición de que la antigüedad de los vehículos sea de al menos 10 años, ya que con lo anterior se permitiría la viabilidad del servicio; además de que no se tope el costo del vehículo.

Este último punto fue el que, a decir de la gerente de Comunicaciones, fue en el que Uber prestó especial atención.

Hay detalles que quedan por afinar, como lo es la antigüedad y el costo del vehículo. A nosotros no nos gusta especular cómo va a pasar esto hasta que pase la ley, pero hay que ver cómo lo van a trabajar , dijo.

La gerente celebró haber tenido este acercamiento y comentó que seguirán al pendiente de los trabajos.

En materia de una posible regulación de la tarifa, Claudia Villarreal sostuvo que ésta no puede regularse a través del legislativo, ya que sería algo inconstitucional.

Es un tema que queda fuera de esto, porque no es algo que se esté discutiendo; la cuestión de precios no es del legislativo, piso parejo no implica poner un límite al precio, de entrada poner una tarifa fija es inconstitucional , expuso Villarreal.

Actualmente, son más de 100,000 los usuarios con los que cuenta Uber, estimó la gerente.

Previamente, Cabify informó a través de un comunicado que confía en que la reglamentación final que emita la Legislatura del estado será progresista y buscará desarrollar e impulsar una regulación justa y equitativa, que modernice y mejore el sistema de transporte.

arlene.patino@eleconomista.mx