Fitch Ratings subió la calificación de largo plazo en escala nacional de Coahuila a “A-(mex)” desde “BBB+(mex)’”, mientras que la perspectiva crediticia se modificó a Estable desde Positiva.

De acuerdo con la agencia, el alza de calificación refleja la estabilidad en las métricas de deuda prospectivas, conforme a lo previsto en la revisión anterior y un desempeño financiero adecuado mediante el control efectivo en el gasto.

“El control de efectivo mantiene los márgenes operativos en niveles adecuados y superiores a los pares de calificación”, reiteró la agencia.

Otro factor clave que determinó la calificación fue la sostenibilidad de gasto, que se ubicó en rango medio y en donde el margen operativo promedio de Coahuila mantuvo una tendencia estable.

Fitch también informó que considera moderado el control del endeudamiento; al cierre del 2020, el saldo de la deuda directa estaba compuesto por 36,440.4 millones de pesos de deuda de largo plazo y 387.9 millones del valor residual de un bono cupón cero.

“La totalidad de la deuda de largo plazo se encuentra fideicomitida y cuenta con instrumentos derivados de tasa de interés, lo que brinda certidumbre ante el pago del servicio de la deuda. La administración actual no tiene planes de endeudamiento adicionales de largo plazo, cadenas productivas o factorajes financieros”, subrayó la agencia.

En cuanto a créditos de corto plazo, al cierre del 2020 se registró un saldo por 1,900 millones de pesos, mismos que fueron contratados para cubrir las presiones de liquidez, principalmente las que tienen lugar a fin de año, relacionadas con el pago de aguinaldos.

Ante ello, la entidad no descarta seguir con el uso de créditos de corto plazo hasta por la cantidad registrada al cierre del ejercicio fiscal del 2020 y a lo permitido por la Ley de Disciplina Financiera.

La calificación del estado incluye una razón de repago de la deuda, cobertura real del servicio de la deuda y carga de la deuda fiscal que se reflejan en un puntaje combinado de ‘aa’ en la sostenibilidad de la deuda. Además, el perfil de riesgo es ‘Más Débil’ por la combinación de los factores clave de riesgo.

Las métricas primarias y secundarias de Coahuila se encuentran en línea con las de sus pares en calificación como Durango y Sonora, no se incluyen otros factores que afecten la calificación.

Sensibilidad

La perspectiva de la calificación nacional de largo plazo es Estable. Un movimiento al alza en la calificación podría darse de presentarse una razón de repago proyectada menor a 5 veces (x) al tiempo que la cobertura del servicio de la deuda proyectada se ubique consistentemente superior a 2x y así como por una comparación favorable respecto a pares de calificación.

“La calificación podría ajustarse a la baja de presentarse una razón de repago proyectada superior a 9x o de presentarse una cobertura del servicio de la deuda proyectada menor a 1x, así como por una comparación negativa respecto a pares de calificación”, refirió el reporte.

estados@eleconomista.mx