El calendario maya carece de alguna profecía sobre el fin del mundo en diciembre de este año y su uso nada tenía que ver con predicciones apocalípticas, aseguró en Ginebra el epigrafista e historiador Erik Velásquez.

La idea del fin del mundo al estilo de la visión judío-cristiana es absolutamente ajena al pensamiento maya , afirmó Velásquez, investigador del Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Las visiones apocalípticas catastróficas son característica del mundo occidental por un fuerte arraigo de la visión judeocristiana, de una historia lineal en la que hay un fin del mundo, explicó. Hay muchas pruebas de que los mayas prehispánicos no pensaban que el mundo se acabaría en 13.0.0.0.0 (21 o 23 de diciembre del 2012), eso es un mito cultural , reiteró Velásquez.

La gente, quizá por desencanto de las religiones tradicionales, busca como refugio otras corrientes como la New Age y lo del calendario maya y les viene muy bien , porque la última vez que llegó a la fecha 13.0.0.0.0 fue el día mítico de la creación del mundo, el 13 de agosto de 3114 A.C.

El investigador agregó que luego de más de 5,125 años, el calendario maya vuelve a llegar a la fecha 13.0.0.0.0.