Ante la crisis económica que enfrentó España, el país europeo ha replanteado su política exterior, y ve oportunidades de negocios en el extranjero, principalmente en México. Sin embargo, en esta dinámica de intercambio se dilucida la actualización del acuerdo comercial entre México y la Unión Europea (UE).

El presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet Ferrer, destacó que las empresas españolas no habían mostrado interés por salir del continente europeo, pero ante el declive económico que enfrentaron han optado por robustecer su presencian en el mercado exterior.

Realmente no ha habido ese interés tan grande de empresas españolas de salir al mundo, cosa que les ha enseñado la crisis, que ha tenido muchos inconvenientes y muchas dificultades, y ha tenido una ventaja que es la que ha enseñado que hay que salir; el que no sale se muere , declaró el empresario.

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) españolas han identificado el área de oportunidad que les representa salir de la región, motivo por el que han optado por incursionar en México.

Actualización de convenio

Ante este panorama, resulta apremiante actualizar el Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea, que entró en vigor en el 2000.

De acuerdo con el presidente de la cámara, el acuerdo entraña limitantes para los empresarios tanto mexicanos como españoles, motivo por el que hace tres meses comenzó una fase de análisis para su actualización.

Hay muchas barreras derivadas de una antigua medida proteccionista que yo creo está superada por la propia política, pero que todavía se conserva en determinados instrumentos legales que hay que revisar, que hay que ir puliendo , sostuvo.

Expuso que hace tres meses se llevó a cabo la primera negociación para actualizar el acuerdo y ampliarlo a nuevos ámbitos y nuevos tiempos, planteando un mayor margen para lograr una mayor liberalización en servicios, inversiones o cooperación regulatoria bajo reglas claras.

Nuestras empresas de ambos lados se enfrentan a algunos obstáculos que dificultan el comercio y las inversiones, muchos de ellos desaparecerán como consecuencia del proceso de actualización del pilar de comercio e inversiones, diálogo político y cooperación entre la Unión Europea y México que está vigente desde el 2000 , señaló.

Confió en que la actualización del tratado contraiga una mayor facilidad para acceder a los diferentes mercados .

viviana.estrella@eleconomista.mx