El proceso para decretar a Peña Colorada como un Área Natural Protegida sigue su curso. Hasta el momento, la Federación analiza la documentación emitida por el gobierno estatal.

Al mismo tiempo, tanto la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales como la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas revisan la documentación, con el fin de puntualizar observaciones para el gobierno del estado de Querétaro.

Este proceso podría durar entre tres y cuatro meses, para que posteriormente la entidad solvente dichas observaciones y se pueda dar pie al decreto de la zona, explicó la ambientalista, América Vizcaíno Sahagún.

La representante de Ecologistas de Juriquilla AC, que ha dado seguimiento al proceso de decreto, refirió que éste suele ser largo por los trámites de investigación y revisión que deben efectuar.

Gestión ante ejidataria

Ante la inconformidad de ejidatarios de Peña Colorada, quienes argumentan que no han sido tomados en cuenta para efectuar el proceso del decreto, Vizcaíno Sahagún consideró que es necesario hacer gestión ciudadana para que se informe sobre el curso del proyecto y sus implicaciones.

Adelantó que se prevé dar apoyo técnico para que las actividades agrícolas que realizaban los ejidatarios se sigan llevando a cabo, pero con estándares de sustentabilidad. También se plantea impulsar proyectos productivos.

Peña Colorada

Peña Colorada tiene una superficie de 4,983.972 hectáreas del estado, 59% de uso común o ejidal, 27% de tierra particular, 13.2% de parcelas ejidales y derechos de paso, y 0.45% son vialidades.