Durante abril de este año, el primer mes completo de confinamiento en México por la emergencia sanitaria derivada del Covid-19, sólo cinco estados presentaron crecimientos anuales en la producción de la industria manufacturera, aunque su participación en el valor total nacional es baja.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el mayor aumento de este indicador fue para Sinaloa, con una tasa anual real de 8.4% en el periodo de referencia. Los otros incrementos se dieron en Colima (8.1%), Michoacán (5.5%) Nayarit (4.4%) y Yucatán (1.1 por ciento).

Las cinco entidades representaron apenas 5.8% en el valor total de producción manufacturera en el país.

¿A qué se debe esta dinámica? Los cinco estados tienen un factor común: su principal industria es la alimentaria, la cual fue la única de toda la manufactura nacional que registró una variación anual real positiva en abril; además, fue una de las actividades declaradas como esenciales por parte del gobierno federal al inicio de la declaratoria de emergencia sanitaria.

Es importante señalar que la industria alimentaria corresponde a elaboración de alimentos para animales; molienda de granos y de semillas y obtención de aceites y grasas; elaboración de azúcares, chocolates, dulces y similares; conservación de frutas, verduras, guisos y otros alimentos preparados; elaboración de productos lácteos; matanza, empacado y procesamiento de carne de ganado, aves y otros animales comestibles.

Así como preparación y envasado de pescados y mariscos; elaboración de productos de panadería y tortillas; entre otras (como botanas, café, polvos, jarabes, condimentos, aderezos, gelatinas, levadura). También se incluiría a la industria de las bebidas no alcohólicas.

En este contexto, en Sinaloa la industria alimentaria creció 18.6% anual real en abril y ostentó una participación de 67.9% en el valor total de producción manufacturera en el estado, el cual ascendió a 4,595 millones de pesos.

En Colima los datos de la industria alimentaria fueron de 38.7% de aumento y 76.5% de contribución en el total de 1,232 millones de pesos; en Michoacán, de 15.3% y 29.9% de 10,092 millones; en Nayarit, de 10.3% y 88.0% de 1,163 millones, y en Yucatán, de 35.2% y 77.2% de 4,615 millones.

Lo anterior explica el porqué estas entidades fueron las únicas de México en exhibir incrementos en su producción manufacturera durante el cuarto mes del año.

A la baja

Al otro extremo, las caídas más pronunciadas en el valor de la industria manufacturera, en abril, se observaron en Aguascalientes (-84.1% a tasa anual real), Puebla (-76.5%), Coahuila (-67.9%), Guanajuato (-66.3%), Baja California (-64.7%), San Luis Potosí (-58.7%), Oaxaca (-56.3%), Morelos (-54.7%), Sonora (-45.2%) y Chihuahua (-45.1 por ciento).

Este comportamiento derivó de que en la mayoría de estas entidades la fabricación de equipo de transporte es su principal motor económico, particularmente la industria automotriz, por lo que al ser el subsector con la disminución anual más pronunciada de su valor en todo el territorio nacional, de -92.3% a tasa real, el impacto fue mayor en estos estados.

Es importante destacar que la fabricación de equipo de transporte– junto con la construcción y la minería – se declaró sector esencial hasta el 12 de mayo, cuyo regreso a la actividad, con capacidad operativa limitada, se dio en algunos casos entre el 1 y el 15 de junio (el mes analizado es abril, cuando aún se manejaba el paro de labores en esta rama).

Por entidad, los mayores desplomes en fabricación de equipo de transporte, que incluye automóviles, camiones, carrocerías, remolques, autopartes, equipo aeroespacial, equipo ferroviario, embarcaciones, motocicletas, bicicletas y triciclos, se mostraron en Baja California (-99.7%), Aguascalientes (-98.5%), Sonora (-98.4%), Guanajuato (-97.9%), Puebla (-97.5%), San Luis Potosí (-96.2%), Estado de México (-95.3%) y Coahuila (-94.1 por ciento).

La reactivación productiva en la industria manufacturera será de manera paulatina, yendo de la mano con la demanda de insumos que se genere y que incide en las cadenas de proveeduría.

En montos

Por volumen, las entidades con mayor valor de producción manufacturera durante abril del 2020 fueron Nuevo León (54,594 millones de pesos corrientes), Estado de México (49,825 millones), Jalisco (35,557 millones), Veracruz (26,203 millones), Coahuila (25,614 millones), Guanajuato (21,944 millones) y Querétaro (19,467 millones).

Mientras en el mismo mes del año pasado, las posiciones fueron las siguientes: Nuevo León (82,267 millones de pesos), Coahuila (78,040 millones), Guanajuato (63,767 millones), Jalisco (43,193 millones), Puebla (40,707 millones) y Veracruz (31,401 millones).

En este comparativo anual de estados, sobresale que para este año Nuevo León continuó en el primer lugar nacional, el Estado de México pasó de tercero a segundo, Guanajuato cayó de cuarto a sexto y Querétaro desplazó a Veracruz del top 6 manufacturero. No obstante, todos estos movimientos se dieron en el contexto de que todas estas entidades registraron contracciones en su valor de producción.

[email protected]