La Secretaría de Gobernación declaró 28 de los 46 municipios de Guanajuato en desastre natural por la sequía, entre ellos están las ciudades grandes: León, Irapuato y Celaya.

El estado tendrá acceso a los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) para la ejecución de acciones prioritarias y urgentes que permitan recuperar la oferta de agua potable para consumo humano en las distintas zonas afectadas.

Guanajuato registra en total 70,000 productores afectados por la sequía en aproximadamente 245,000 hectáreas en siniestro. Actualmente están en proceso de recibir el pago de un seguro catastrófico por 420 millones de pesos. El apoyo individual del seguro es de 1,200 pesos por hectárea, considerando máximo cinco por productor.

En el caso de León, el director de Desarrollo Rural del municipio, Pedro García Echeverría, informó que se perdieron 19,785 hectáreas de temporal por la sequía.

El reporte de León es que 72.5% de la superficie de temporal siniestrada es de maíz (4,344 hectáreas), 15.2% de sorgo (3,007) y 12.3% de frijol (2,433 hectáreas). La declaratoria se emitió el viernes pasado, al término de la instalación del Comité de Evaluación de Daños del Fonden.

LOS AFECTADOS

Algunos de los ayuntamientos afectados son: Acámbaro, San Miguel de Allende, Apaseo el Alto, Celaya, Manuel Doblado, Coroneo, Cortazar, Cuerámaro, Dolores Hidalgo, Guanajuato, Huanímaro e Irapuato.

cjimenez@eleconomista.com.mx