Monterrey, NL. Hay tres grupos de inversionistas de China que están buscando invertir en Nuevo León y en otros estados, algunos para establecerse cerca de las armadoras como parte de la proveeduría, otras que están en el último tramo de integración y las empresas de industria pesada que buscan cumplir con el contenido nacional y conservar sus ventajas arancelarias.

Así lo comentó a El Economista, Amapola Grijalva Vega, presidenta ejecutiva de la Cámara de Comercio y Tecnología México-China, quien se reunió con integrantes del capítulo Nuevo León del Consejo Coordinador de Mujeres Empresarias (CCME).

“Están llegando tres tipos de empresas de China hacia México. Las primeras son aquéllas que desde hace años tienen clientes establecidos como parte de una cadena de proveeduría, sobre todo para la industria automotriz; son de la industria de autopartes y (buscan establecerse) donde está la sede de las marcas de ensamble, realmente tienen poco margen para decidir su ubicación, lo que sí está claro, es que la mayoría está en el canal del T-MEC, que es el canal central de exportaciones con Estados Unidos”, puntualizó.

El segundo grupo son compañías que están en el último tramo de integración y están fabricando productos industrializados, destinados a los mercados regionales, haciendo uso de los Tratados de Libre Comercio que tiene el país, así como de su ventajosa ubicación geográfica, ahondó.

La ejecutiva explicó que este tipo de empresas buscan tener una oficina central, un nodo de operación para los mercados del norte y sur del continente, sin embargo, tienen un cierto grado de sofisticación en su proceso, con un alto encadenamiento con China, “tienden a estar ubicadas cerca de la fuente de proveeduría de sus componentes”.

El tercer grupo se trata de empresas de la industria pesada, o algunas que están perfeccionando o ampliando las cadenas que ya existían en México, para cumplir con el grado de integración nacional y poder conservar sus ventajas arancelarias en el mercado de Norteamérica, y están ligadas a la industria biomédica, aeroespacial, eléctrica y electrónica, principalmente.

Al alza

La Inversión Extranjera Directa (IED) de China hacia Nuevo León ha incrementado desde el 2017 hasta el 2020, al pasar de 3.3 millones de dólares a 49.7 millones. El aumento más significativo fue en el 2020.

Durante el primer trimestre de este año, la IED China es de apenas 2.9 millones de dólares.

Del total de inversión extranjera que recibió Nuevo León de más de 54 países, del 2017 al 2021, asciende a 12,930.4 millones de dólares, la IED de China representa el 0.83%, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía y Trabajo.

estados@eleconomista.mx