Cancún, QR., El Congreso del Estado de Quintana Roo dio entrada a la iniciativa de reforma a la Ley de Transporte que propone retirar al titular del Ejecutivo la facultad de otorgar de manera discrecional las concesiones de transporte público.

La iniciativa fue propuesta por el propio gobernador Carlos Joaquín González, con el objetivo de erradicar el uso de las concesiones de transporte para pago de favores a líderes políticos y control de los gremios de trabajadores desde el Poder Ejecutivo del estado.

Actualmente no tiene que haber una evaluación de las solicitudes, sino que sólo le pasan (al gobernador) la concesión, firma y ya. Lo que hemos visto es que en las últimas administraciones estatales se utilizaba para dar enmiendas a personas que trabajaron en campaña o integrantes de partidos políticos en el poder , explicó Jorge Portilla, titular de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra).

La propuesta plantea que la entrega de nuevas concesiones de transporte sea a través de un órgano colegiado, que analizará a fondo las solicitudes en lista de espera. Los candidatos pasarán por un estudio socio-económico que determinará si amerita o no la entrega de una concesión, con lo cual se eliminará la mediación de los sindicatos, los cuales junto con el gobernador definían a quienes sí y a quienes no favorecían.

Esto implicará reformar los artículos 35 y 36 de la Ley de Tránsito, Transporte y Explotación de Vías y Carreteras del Estado de Quintana Roo, eliminando la facultad del Ejecutivo del estado para otorgar concesiones de transporte de pasajeros y de carga, sin requerir de la autorización del Congreso.

El artículo 34 actualmente establece que: El otorgamiento de concesiones y permisos para efectuar el servicio público en cualesquiera de sus modalidades, se otorgarán discrecionalmente por el gobernador del Estado a las personas físicas o morales que lo soliciten, mediante tramitación hecha por conducto de las Direcciones de Comunicaciones y Transportes .

Mientras que el artículo 35 añade que para el otorgamiento de una concesión, las Direcciones de Comunicaciones y Transportes informarán al titular del Ejecutivo sobre la aptitud material y legal del solicitante para la prestación del servicio público en sus distintas modalidades. El Ejecutivo del estado otorgará la concesión, previo pago de los derechos que se fijen en cada caso, de conformidad a lo dispuesto en las leyes de Hacienda .

Dos reformas en análisis

El titular de Sintra dijo que esta iniciativa también abre la puerta a que incluso Uber pueda solicitar concesiones de transporte en Quintana Roo, además de que esta iniciativa no considera elevar a delito grave el transporte de pasajeros sin un título de concesión otorgado por la nueva estructura colegiada.

Apenas la semana pasada se ingresó otra iniciativa de reforma a la Ley de Transporte, presentada por el diputado Emiliano Ramos Hernández que plantea erradicar los problemas de los taxis y el transporte pirata, elevando a delito grave la prestación de transporte de pasajeros sin contar con una concesión otorgada por el gobierno del estado. Las sanciones previstas van desde los dos a los cinco años de prisión y de 30 a 150 días de multa.

Esta iniciativa se ingresó al Congreso en medio de fuertes presiones del gremio taxista que se presentó en el Congreso, arengando a favor de su aprobación, con el objetivo de criminalizar el servicio que Uber presta en el estado.

jvazquez@eleconomista.com.mx