El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas en Durango (Secope), Arturo Enrique Salazar Moncayo, informó que gestiona recursos para el proyecto ejecutivo del Ferrocarril Transoceánico Mazatlán-Matamoros en el tramo Durango-Mazatlán, lo que permitiría unir de mar a mar esta zona de suma importancia para la región noreste del país.

En representación de José Rosas Aispuro Torres, gobernador de Durango, y vicecoordinador de la Comisión de Infraestructura de la Conferencia Nacional de Gobernadores, el secretario estatal dejó en claro la importancia de terminar el tramo de 320 kilómetros.

Ante integrantes de la Comisión de Infraestructura del Congreso de la Unión, donde se llevaron a cabo mesas temáticas de parlamento abierto sobre el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, Salazar Moncayo pidió que la obra se incluyera en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el ejercicio 2020.

“La red ferroviaria en la zona noreste quedó sin concluir desde Durango a Mazatlán, interrumpiendo la conectividad del arco ferroviario en los destinos Empalme, Sonora, y Matamoros, Tamaulipas, que daría vida a la conexión interoceánica Pacífico-Golfo de México”, sostuvo.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Infraestructura de la Cámara de Diputados, Ricardo Exsome Zapata, manifestó el interés de considerar lo expuesto por el titular de Secope.

“Pondríamos en ejemplo donde vamos a pedir que se evalúe el proyecto Mazatlán-Durango, ese pedazo que hace falta, habrá que buscar nuevos esquemas porque todas las obras son necesarias”, concluyó.

Al alza

Durante el primer trimestre del 2019, el valor de la construcción generado en Durango registró un crecimiento anual de 27.8% real, que representa el mejor resultado en los últimos cinco años, para un mismo periodo de comparación, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Lo anterior es resultado de los incrementos en el sector público (7.6%) y el sector privado (42.6 por ciento).

[email protected]