Querétaro, Qro. La descentralización de dependencias federales es uno de los fenómenos que impactará en el incremento del flujo de nuevos habitantes en el estado y por ende en la demanda de servicios inmobiliarios, prevé la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI).

La estrategia planteada por la próxima administración federal considera que a Querétaro se traslade la Secretaría de la Función Pública.

La presidenta de AMPI Querétaro, María Elena Herrera Oceguera, expuso que se prevé un aumento en la demanda y añadió que se cuenta con la capacidad para absorber los requerimientos de los nuevos habitantes.

“El traslado de la secretaría sí va a generar más demanda (...) Querétaro está preparado, es una ciudad con muchas características favorables para que estas cosas sucedan”, pronunció.

La asociación, añadió, también está preparada para atender la creciente demanda, dado que existe tanto oferta de vivienda como industrial, siendo en el rubro de inmuebles comerciales donde habría que hacer un análisis de la disponibilidad.

Sin embargo, acotó que será necesario conocer la estrategia de desplazamiento que planteará el gobierno federal como parte de la descentralización.

Querétaro, agregó, ha resultado en una alternativa habitacional ante diversos fenómenos suscitados en la capital del país, tales como los efectos de los sismos, inseguridad y ahora con la descentralización de dependencias.

“Nosotros tenemos inversiones que son las que marcan la pauta para saber qué es lo que está pasando en Querétaro respecto del resto del país (...) Las políticas de paz social, una relativa mayor seguridad respecto a otras entidades, hace que esto nos favorezca en todos los aspectos”, abundó.

La ubicación geográfica del estado es uno de los elementos que ha impactado tanto en la instalación de industria como en el desplazamiento de vivienda.

En tanto, la temporada de verano suele ser uno de los mayores referentes en colocación de vivienda en la entidad, por lo que para esta temporada alta se prevé percibir el aumento de la demanda generada por los sismos que afectaron a la capital del país.

“Este verano ha sido una de las manifestaciones más fuertes de la migración que ha habido de la Ciudad de México sobre todo”, comentó Herrera Oceguera.

Esta temporada representa cerca de 30% de las ventas totales del sector.

Se espera un incremento de 10 a 12% en el desplazamiento habitacional hacia Querétaro, en relación con el año anterior.

Retos inmobiliarios

Frente a este escenario, Querétaro enfrenta el aumento en los precios de la vivienda, de entre 10 y 15% en el 2018, frente al 2017, a causa del aumento en la demanda, el alza de las plusvalías, entre otros factores.

A esto se suma el déficit de vivienda económica y de interés social que ha limitado a los trabajadores a ejercer sus créditos ante el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores.

[email protected]