Monterrey, NL. La secretaria de Educación de Nuevo León María de los Ángeles Errisúriz Alarcón compareció este martes 17 de septiembre en el Congreso local, donde señaló que 463 planteles de educación básica resultaron afectados por el paso de la depresión tropical Fernand por la entidad, el pasado 4 de agosto.

“463 planteles de educación básica específicamente del nivel inicial, preescolar, primaria y secundaria, lo que representa 13% del total, resultaron afectados en 38 de los 51 municipios”, dijo Errisúriz Alarcón.

Los daños en las escuelas son: averías en techos y lozas, bardas perimetrales derrumbadas, inundaciones en aulas y patios, filtraciones de agua en paredes, vidrios rotos, daños al sistema eléctrico, así como mobiliario escolar y material didáctico afectado, dijo la funcionaria.

María de los Ángeles Errisúriz Alarcón dijo que por órdenes del gobernador Jaime Rodríguez Calderón se implementaron cuatro fases de acción para dar atención inmediata a los planteles educativos.

Por una parte funcionarios de las 13 oficinas regionales en las escuelas y apoyados por los directivos y padres de familia evaluaron los posibles daños; y participaron en la donación de materiales de limpieza para el saneamiento y acondicionamiento inmediato.

Además, se trabajó en conjunto con el Instituto Constructor de Infraestructura Física, Educativa y Deportiva de Nuevo León (Icifed) en las labores correctivas, como la reconstrucción de sistemas eléctricos, la reparación de bardas y techos, el desazolve de aulas y patios, y la dotación de aulas provisionales en aquellas escuelas con daños estructurales severos, entre otros.

“Si bien es cierto que las escuelas regresaron a clases de forma segura, existen daños que requieren la inversión de recursos extraordinarios, los cuales serán solicitados al Fondo de Desastres Naturales”, dijo.

La funcionaria dijo que 63% de la infraestructura de las escuelas de educación básica tienen más de 20 años de haber sido construidas y aunque se les da mantenimiento regular, por su antigüedad son vulnerables.

También se realizó la reposición de material educativo y libros dañados, y se implementaron estrategias didácticas para recuperar los días de suspensión de clases a consecuencia de las lluvias.

Explicó que se continúa trabajando en los dictámenes técnicos y las estimaciones de costos para que se subsanen al 100% daños y afectaciones.