Querétaro, Qro. Ante la propagación del coronavirus Covid-19, en Querétaro compañías que tienen vínculos comerciales con países asiáticos han comenzado a reportar un impacto, principalmente en suministro de insumos de ese origen.

La presidenta en Querétaro de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Lorena Jiménez Salcedo, confirmó que empresas del estado —que tienen vínculos comerciales con Asia— empiezan a registrar retrasos en la entrega de importaciones, aunado a afectaciones en procesos logísticos.

“En el tema de las que tienen comercio con países asiáticos, pues evidentemente hay afectaciones de que no llegan los productos y piezas, todos estamos conectados, todo está relacionado y por supuesto que empieza a tener un tema, no ha sido un incremento fuerte todavía, se ha visto aquí por lo pronto en Querétaro, pero sí ya escuchas que sobre todo en el tema de logística que no han estado llegando algunos productos”, declaró.

Por ahora —dijo— el impacto no ha sido significativo; sin embargo, los retrasos en importaciones han comenzado a ser el primer síntoma de las afectaciones en la cadena de proveeduría que vinculan a empresas del estado con países asiáticos, situación que se ha presentado en diversos sectores.

Tras los primeros casos positivos de Covid-19 en el país, el centro Coparmex Querétaro emitirá recomendaciones e información de autoridades oficiales a las cerca de 1,000 empresas socias.

“Ya se está poniendo un tema mundial, creo que lo primero es la prevención, estar muy bien informados de cómo te puedes contagiar, no entrar en pánico (...) Nosotros daremos todas las recomendaciones, toda la información certera, para que las empresas empiecen a aplicar los protocolos que es lavarse muy bien las manos, los cubrebocas, un tema de prevención”, expuso.

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, delegación Querétaro, Jorge Rivadeneyra Díaz, coincidió en que el sector industrial empieza a resentir los efectos de la propagación del virus que en países asiáticos ha generado pausas en sus líneas de producción.

Agregó que, en su caso, cuentan con clientes de origen chino que tenían prevista una visita a la entidad; sin embargo, no han podido realizarla.

De acuerdo con el industrial, se podría generar un impacto negativo a corto plazo, pero atraer beneficios a largo plazo, debido a que podría incentivar que proyectos de inversión planeen cambiar sus sedes, coyuntura en la que México sería una alternativa.

Inventario

En la industria automotriz local —uno de los sectores que podría verse afectado por la pausa de automotrices asiáticas—aún no hay afectaciones significativas, refirió el secretario de Desarrollo Sustentable (Sedesu), Marco Antonio Del Prete Tercero, tras precisar que las empresas del estado aún cuentan con inventario para hacer frente a los retrasos en las cadenas de proveeduría.

Hyundai Motor es una de las primeras automotrices que anunció la suspensión de su producción en Corea del Sur, el cual es su mayor centro de fabricación; se trata del primer fabricante, fuera de China, en parar actividades.

Tesla, Ford, PSA Peugeot Citroen, Nissan y Honda son parte de las compañías que han detenido operaciones en la industria automotriz.

Automotrices asiáticas se encuentran entre los principales fabricantes de autopartes con inversión en el estado; Japón es el segundo productor con mayor presencia automotriz en la entidad, al representar a 20 firmas (19%), en sexta posición China con cinco establecimientos (5%), según el mapeo de la industria del Clúster Automotriz del estado y la Sedesu.

estados@eleconomista.mx