José Ignacio Peralta Sánchez, mandatario de Colima, recibió el gobierno hace un año con más de 2,000 de millones de pesos de pasivos no bancarios de corto plazo, además de obligaciones bancarias por 638 millones de pesos.

Pero por algunas irregularidades cometidas en la administración anterior, ese pasivo no fue registrado por la Secretaría de Hacienda y como consecuencia de ello, no podía hacer una reestructura de largo plazo; eso nos estaba impactando en liquidez, porque teníamos que liquidarlo en aproximadamente nueve meses, cuando debía ser un pasivo reestructurado a 15 o 20 años , indicó el Ejecutivo estatal en entrevista exclusiva con El Economista.

Explicó que esta adversidad en materia de finanzas públicas al inicio de su mandato ocasionó que su gobierno apostara por implementar inmediatamente un plan de austeridad, que generó ahorros durante el año pasado por 450 millones de pesos; asimismo, este 2017 van por un monto similar.

El gobernador detalló que del monto de 2,000 de millones de pesos de pasivos no bancarios de corto plazo, ya lograron pagar 800 millones, es decir, estamos en un proceso de austeridad, estamos en un proceso de ajuste interno y ya nos está permitiendo esto darle mayor estabilidad a las finanzas públicas .

Sobre el pasivo bancario de 638 millones de pesos, expuso que finalmente lograron ampliar el plazo, lo cual permitió un mejor manejo de liquidez. Ahorita ya estamos en posibilidad de ver todos los pasivos bancarios y buscar alguna reestructura que nos permita liberar recursos. El estado de Colima debe alrededor de 3,000 millones de pesos, que como porcentaje del Producto Interno bruto o de los ingresos propios es alto, pero no escandaloso .

Incluso, manifestó Peralta Sánchez, se tiene espacio para más endeudamiento, pero hasta el momento el gobierno estatal sólo contrató 200 millones de pesos al cierre del 2016 para cumplir con las obligaciones, pero son de los créditos a 12 meses, que la propia Ley de Disciplina Financiera permite para hacerle frente a las obligaciones contingentes de corto plazo .

Así, esta reestructura de la deuda para liberar recursos permitió incrementar la calificación tanto de HR Ratings como de Fitch y dar, al mismo tiempo, estabilidad a las finanzas públicas; ya estamos cumpliendo a tiempo con el pago de las becas para estudiantes, de las pensiones a los adultos mayores y se está regularizando el pago a proveedores con base en los plazos que establece la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público .

El mandatario advirtió que el gobierno apuesta por grandes proyectos, una vez que se le ha dado una mayor estabilidad a las finanzas públicas.

Dijo que Colima es un estado pequeño que tiene una distribución bastante homogénea de la población, pero que tiene regiones o zonas económicas que no compiten entre sí, sino que se complementan.

Peralta Sánchez agregó que se logró identificar tres polos de desarrollo: el de la capital, que es un polo en el que se tiene que profundizar el sector de servicios de alto valor agregado, principalmente ciencia y tecnología; el segundo polo es el municipio costero de Tecomán, así como Armería e Ixtlahuacán, municipios donde hay un enorme potencial agropecuario; mientras el tercero es Manzanillo, con el puerto más importante de México, que tiene potencial turístico y mucha capacidad para impulsar el tema industrial.

Inversiones

El gobernador de Colima refirió que las principales inversiones anunciadas hasta este momento se centran en el sector turístico: un hotel de 400 millones de pesos, que se trata de un hotel boutique; además, dos hoteles más que suman 250 millones de pesos.

Con eso son tres hoteles y un centro comercial Box Plaza con rueda de la fortuna, que permitirán constituir un centro de atención a cruceristas, con una inversión de 150 millones de pesos; añadió que esto significa la primera inversión turística significativa en 20 años.

Tenemos una enorme posibilidad de tener inversiones muy interesantes en el tema de ciencia y tecnología, pero en este momento no tenemos la capacidad de anunciarla, estamos trabajando en ello y cuando sea un hecho, una realidad, lo daremos a conocer .

El Ejecutivo estatal describió que el sector comercial es muy importante para Colima por dos razones: ostentar importadores y exportadores en la entidad y tener el puerto de Manzanillo, donde se maneja la carga de comercio exterior como puerto de altura, no necesariamente esa carga tiene como destino final o como origen el estado de Colima, pero sí los servicios logísticos a la carga nos generan un importante motor a la economía. Lo que nos interesa es que el puerto crezca, y para ello, que se incremente el volumen que hace México con el resto del mundo, particularmente en la Cuenca del Pacífico .

estados@eleconomista.mx