Cancún, QR. El ayuntamiento de Benito Juárez enfrenta una nueva acusación de mal manejo del patrimonio municipal al entregar un predio de equipamiento urbano a los Legionarios de Cristo sin previa consulta a la comunidad. Pese a haber dos amparos que ordenan a las autoridades municipales recuperar el predio, el actual gobierno se ha negado reiteradamente a acatar los fallos judiciales.

En conferencia de prensa, las vecinas de la Supermanzana 200 de Cancún, María Lourdes Ibarra Ochoa y Alicia Vázquez Rocha, relataron que desde el 2013 iniciaron su lucha legal contra el ayuntamiento de Benito Juárez y la Prelatura Cancún-Chetumal de la congregación religiosa para recuperar su parque, el cual, según Tulio Arroyo Marroquí, dirigente de la AC Ombligo Verde, fue invadido con una capilla edificada ilegalmente sobre terrenos de dominio público .

Refirieron que han sido asesorados por dicha asociación civil que, durante el trienio de Gregorio Sánchez como presidente municipal, ganó un juicio al ayuntamiento para evitar que el área verde conocida como Ombligo Verde fuese devastada para construir un parque.

Respecto de su actual lucha, dijeron que tras haber sido ignoradas por el actual presidente municipal Paul Carrillo de Cáceres lograron ganar ya dos amparos contra las autoridades municipales concedidos por los jueces quinto y tercero de Distrito con sede en Quintana Roo, así como tres recursos de revisión a su favor que otorgó el Segundo Tribunal Colegiado del 27 Circuito.

El agravio proviene de la capilla de San Pablo Apóstol, ilegalmente construida en un predio de donación destinado a parque público. Esa capilla impide a los vecinos agraviados gozar de su derecho constitucional al descanso, puesto que en lugar de parque han construido una iglesia, la cual contamina con ruido y tránsito vehicular. Esa construcción es producto de un ilícito grave, como es la invasión de predios, y peor aún, en complicidad comprobada con las autoridades municipales , explicó la vecina agraviada Ibarra Ochoa.

Tras interponer el juicio de amparo 940/2015-V y ganar el recurso de revisión 410/2015, resuelto de forma unánime por el Segundo Tribunal Colegiado del 27 Circuito, el síndico del Ayuntamiento de Benito Juárez (Cancún), Guillermo Andrés Brahms González, fue sentenciado por la jueza tercera de Distrito a recuperar el parque de la Supermanzana 200.

Sin embargo, para evadir el cumplimiento de la sentencia, el síndico inició maniobras para fingir su cumplimiento, burlando a las vecinas y favoreciendo la invasión del parque por la prelatura de los Legionarios de Cristo , añadió Arroyo Marroquí.

Las vecinas interpusieron un segundo recurso de amparo con la asesoría de la AC Ombligo Verde. Tras irse el juicio a revisión, por fin lograron ganar esa instancia con un nuevo fallo que favoreció a su causa, el cual fue concedido de nuevo por el Segundo Tribunal Colegiado 27 de Circuito. La sentencia se declaró como no cumplida y de nueva cuenta la jueza tercera de Distrito comunicó el incumplimiento al síndico y le dio un nuevo plazo para cumplirla , explicó Ibarra Ochoa.

Para evadir de nueva cuenta el cumplimiento del fallo, el ayuntamiento decidió demandar legalmente a la prelatura mediante un juicio ordinario civil reivindicatorio ante el Juzgado Tercero Civil de Primera Instancia con el número de folio 416/2016, explicó Tulio Arroyo.

jvazquez@eleconomista.com.mx