Con el objetivo de generar un intercambio de experiencias, una comitiva de Alemania visitó la Central de Abasto de la Ciudad de México, donde los compradores tienen opciones de compra, en muchas ocasiones, de manera directa con el mismo productor. 

En Alemania, las grandes empresas concentran la comercialización de alimentos en venta directa al consumidor, lo que obliga a generar nuevas estrategias para no afectar a los pequeños negocios de ese país. 

Encabezados por Hans-Joachim Fuchtel, secretario Parlamentario del Ministerio de Alimentación y Agricultura de la República Federal de Alemania, la misión teutona visitó el mercado de abastos, donde recorrió pasillos, locales y bodegas.  

“En nuestro país hay tres o cuatro cadenas que surten los alimentos de manera general. Sabemos que acá se comercializa distinto y logran precios más justos para los consumidores, por eso vinimos”, comentó el funcionario alemán.  

Acompañado por empresarios y diplomáticos de la embajada de Alemania en nuestro país, Fuchtel agradeció la bienvenida y destacó el potencial de compra y venta de la Central de Abasto.  

“Soy una persona que es fan de las cooperativas y creo que es muy importante que los pequeños productores puedan tener acceso a los mercados, como ocurre aquí”, añadió el europeo.  

Además de funcionarios del fideicomiso del mercado mayorista, estuvieron presentes integrantes de la representación privada del Comité Técnico, quienes compartieron algunas experiencias de comercialización con los visitantes.  

Alemania posee un potente mercado en la industria agroalimentaria, basado en la tecnología, sostenibilidad y tradición, pero sobre todo en la calidad, con un monto anual de exportaciones de 67,000 millones de euros.  

Además de la experiencia en materia de distribución y logística de compra-venta, la misión comercial busca desplegar lazos de importación y exportación de productos con México, que aunque hoy día existen, pueden extender sus oportunidades de desarrollo.

[email protected]